GUADALAJARA. JAL.- Al investigar los hechos que llevaron a la muerte a una mujer vecina del municipio de Yahualica de González Gallo, la Fiscalía General del Estado (FGE) reunió evidencias que permitieron esclarecer los hechos y obtener una orden de aprehensión contra un hombre señalado como presunto culpable, y el cual está identificado como José Luis “N”, de 24 años de edad.

Sobre lo ocurrido, en el expediente del caso se indica que el pasado 26 de enero, aproximadamente a las 16:00 horas, la Dirección de Seguridad Pública de Yahualica recibió un reporte sobre una señora atropellada, quien fue internada en el hospital regional de ese lugar y posteriormente trasladada a esta ciudad de Guadalajara, para su atención médica, sin embargo, perdió la vida a causa de las lesiones sufridas.

Se estableció con la necropsia que la causa de muerte se debió a las alteraciones en órganos interesados, cerebro y tráquea por extenosis traqueal grave, secundaria a entubación prolongada por hematoma subdural por traumatismo craneoencefálico.

La FGE inició la respectiva carpeta de investigación, en la que se estableció que previo al atropellamiento de la dama, el ahora detenido José Luis “N”, había tenido problemas con el hijo de ésta, con quien se lió a golpes.

En represalia, el hoy imputado se subió a una cuatrimoto con la cual, presuntamente, arrolló a la madre de su rival, a la que arrastró por 10 metros aproximadamente, de acuerdo con las evidencias recabadas en la indagatoria.

La Fiscalía del Estado solicitó una orden de aprehensión contra José Luis “N”, la cual fue girada y con base en ella, agentes de la Policía Investigadora lo capturaron el pasado 19 de diciembre, en el rancho Capulines, localizado en Cuquío, Jalisco.

El pasado 22 de diciembre, se llevó a cabo la continuación de audiencia inicial, en la que el Juez de Control y Oralidad de Tepatitlán de Morelos, Jalisco, ordenó la vinculación a proceso de dicho sujeto, por el delito de homicidio calificado en su modalidad de ventaja. Asimismo, dicha autoridad señaló como medida cautelar, prisión preventiva por un año y plazo de 6 meses para el cierre de la investigación.

Con estas acciones, la FGE refrenda su compromiso de realizar las investigaciones necesarias para esclarecer hechos delictivos y llevar ante la justicia a los presuntos responsables.