AGUASCALIENTES, AGS.- Otro delincuente se salvó de ser linchado, ahora por vecinos del fraccionamiento Ojocaliente II, en el oriente de la capital, luego de que se metió a robar a una casa y trató de agredir a la propietaria.

Los habitantes de la zona lo sometieron a golpes y luego lo entregaron a las autoridades.

Durante el mes de mayo, el mismo ladrón ya había sido golpeado por vecinos de otra unidad habitacional después de que saqueó un domicilio y luego lo entregaron a policías municipales, pero ya se encontraba libre y delinquiendo nuevamente.

Se trata de Juan Carlos Bárcenas Meza, de 23 años y con domicilio en la calle Santa Elena en la colonia Los Pericos, que resultó con 16 ingresos a las celdas de la Policía Municipal por diferentes delitos y faltas administrativas.

El miércoles 4 de octubre, minutos después de las ocho de la noche, llegó a la calle Los Arquitos del Ojocaliente II y eligió una vivienda para atracarla.

El hampón quebró unos vidrios y forzó la chapa de una puerta para poder ingresar a la finca, donde comenzó a buscar objetos de valor.

Sin embargo, en esos momentos llegó la dueña de la casa y lo sorprendió en el interior, por lo que se le fue encima y trató de agredirla.

La ofendida comenzó a gritar pidiendo ayuda, por lo que el sospechoso decidió escapar, subiendo a la azotea para luego brincar hacia las de las viviendas aledañas.

Al darse cuenta de lo que ocurría, un habitante de la calle hizo sonar un silbato para alertar a los demás, integrantes del programa “Vecino Vigilante”, que de inmediato se acercaron al sitio.

Los vecinos cargaron con palos y tubos y siguieron al delincuente a pesar de que continuaba por las azoteas, pero finalmente lograron interceptarlo entre las calles Las Cumbres y El Salitre, donde le dieron una golpiza para someterlo.

Posteriormente, hicieron acto de presencia policías municipales, que prácticamente rescataron al ladrón para evitar que fuera linchado.

Al encontrarse ya preso, se estableció que Juan Carlos ya había sido golpeado por otros civiles.

El viernes 12 de mayo de este año se metió a una casa del fraccionamiento Villas de Loma Dorada, de donde sustrajo 2 mil pesos en efectivo, teléfonos celulares, relojes y una bicicleta, pero antes de darse a la fuga fue sorprendido por algunos vecinos, que le propinaron una golpiza y después lo entregaron a policías preventivos para su encarcelamiento.

A pesar de lo anterior, el ladrón salió libre y volvió a las andadas y nuevamente estuvieron a punto de lincharlo.