ARTURO LOPEZ FIGUEROA (1)AGUASCALIENTES, AGS.- Agentes de la Policía Ministerial detuvieron por enésima ocasión a un sujeto dedicado al robo de vehículos, el cual hurtó una camioneta y amenazó de muerte al propietario una vez que se enteró que lo había denunciado penalmente.

Dicho sujeto dijo llamarse Arturo López Figueroa, que ya fue arraigado mientras es investigado. Fue detenido junto con su esposa, Teresa de Jesús Lara Arellano, de 30 años, aunque ella fue dejada en libertad.

El ofendido resultó ser dueño de un lote de autos en el fraccionamiento Villas de la Loma y el pasado domingo 25 de agosto llegó Arturo para preguntarle el precio de una camioneta que tenía en venta y luego de revisarla se retiró.

Tal unidad era una Nissan Pathfinder, color blanco, modelo 1995, sin placas de circulación.

Al día siguiente, lunes 26, su esposa le habló por teléfono para preguntarle que si ya la había vendido debido a que un sujeto y una mujer se la estaban llevando, por lo que le contestó que no y de inmediato regresó a su negocio, confirmando que la camioneta ya no estaba.

Por tal motivo, se trasladó a la Agencia del Ministerio Público para interponer la denuncia por el robo del vehículo, tras de lo cual policías ministeriales le mostraron fotografías de sujetos con antecedentes criminales y entre ellas identificó la de Arturo López Figueroa como el que había ido a preguntar por el precio de su camioneta.

Los elementos dedujeron que este tipo pudo ser el autor del hurto debido a que contaba con varios ingresos a la PME por robo de vehículos.

Al día siguiente, martes 27, sospechosamente el agraviado recibió dos llamadas telefónicas de parte del tal Arturo para amenazarlo de muerte, advirtiéndole que si no retiraba la denuncia en su contra la pasaría muy mal, pero decidió no hacerle caso.

Arturo y Teresa se trasladaron al negocio del agraviado para asustarlo, por lo que éste, al verlos, abordó un auto para retirarse del lugar, pero se dio cuenta que iban siguiéndolo.

Por lo anterior, les llamó a los agentes investigadores para notificarles que lo estaban siguiendo y que en esos momentos se hallaba sobre el boulevard Guadalupano y la avenida Siglo XXI.

Los elementos se trasladaron de inmediato a ese punto y detuvieron a Arturo y Teresa, a quienes el agraviado reconoció como los que le robaron la camioneta Nissan Pathfinder.

El sujeto y la mujer viajaban en un auto Chrysler Intrepid, color azul, modelo 1995, sin placas de circulación, el cual resultó con reporte de robo con fecha del lunes 28 de marzo del 2011.

Ambos fueron trasladados a la Policía Ministerial y al ser cuestionados sobre los hechos, aceptaron los robos de la camioneta y del auto, precisando que éste lo hurtaron de una colonia del oriente de la ciudad.

Posteriormente, los agentes fueron enterados que las huellas de Arturo aparecieron en otro automóvil robado pero que ya había sido recuperado, siendo un Honda Accord, modelo 1993, color verde, con placas de circulación SFW-4602 de Nuevo León, por lo que éste confesó que lo hurtó el jueves 9 de mayo de este año y luego lo vendió en un “yonke” ubicado en la carretera a Norias de Ojocaliente.

En base a todo lo anterior, el fiscal Especializado en el Combate de Robo de Vehículos tramitó una orden de arraigo en contra de Arturo para continuar las investigaciones, la cual le fue concedida por un juez penal, por lo que se le recluyó en la casa de arraigos de la Procuraduría de Justicia, mientras que su esposa fue dejada en libertad.