¡Calcinado murió un sexagenario en su casa en Jesús María en Navidad!

  • Se quedó dormido con un cigarro encendido entre los dedos

1535734_660908167294203_480465470_nJESUS MARIA, AGS.- Un sexagenario falleció de manera espantosa ya que murió calcinado al quemarse porque se quedó dormido con un cigarro encendido en su casa en este municipio.

Se estableció que frente al domicilio donde ocurrió la tragedia se ubica un módulo del ISSEA y el Centro de Salud de Jesús María, pero el adulto mayor no pudo ser auxiliado debido a que no había personal trabajando en esos momentos.

El ahora occiso fue identificado como Regino García Ramírez, contaba con 68 años de edad y tuvo su domicilio en la calle Valle de Aguascalientes número 112 en Lomas del Valle, Jesús María, donde ocurrió la desgracia.

La noche del pasado martes 24 de diciembre, el sexagenario convivió con sus familiares con motivo de la llegada de Navidad y en los primeros minutos del miércoles se retiró a su habitación a descansar, en la planta baja de la vivienda.

Al acostarse, Regino encendió un cigarro y lo estuvo fumando, pero antes de que lo terminara de consumir lo venció el sueño, por lo que se quedó con él en la mano y encendido.

En determinado momento, dicho cigarro cayó sobre el colchón y lo incendió, por lo que las llamas alcanzaron el cuerpo de Regino, que no pudo ponerse a salvo ni gritar para pedir ayuda.

Alrededor de las cinco de la madrugada con quince minutos, uno de sus hijos que descansaba en su cuarto en la planta alta del domicilio percibió un fuerte olor a quemado, por lo que de inmediato descendió para ver qué era lo que se estaba quemando.

De esta manera, se dio cuenta que el incendio tenía su origen en la habitación de su progenitor, por lo que entró y lo encontró tirado a un lado de la cama, arrastrándolo hacia la puerta para tratar de ponerlo a salvo.

A continuación, apagó el fuego que consumía el colchón y después salió a pedir ayuda, pero se dio cuenta que no había personal ni en el módulo del ISSEA ni en el Centro de Salud, por lo que llamó a los servicios de emergencia para solicitar auxilio.

Paramédicos de San Francisco de los Romo a bordo de la ambulancia FUERZA-1 se presentaron en el lugar, pero cuando revisaron a Regino confirmaron que ya había dejado de existir.

Aparentemente, le detectaron quemaduras de tercer grado en el 50 por ciento de su superficie corporal, las que le costaron la existencia.

Una vez que se confirmó el fatal desenlace del adulto mayor, se dio parte a las autoridades ministeriales para que tomaran cartas en el asunto.

Poco después, al domicilio acudió el Ministerio Público, que dio fe de la muerte de Regino, agentes del Grupo Homicidios, que realizaron las investigaciones de los hechos, y peritos de Servicios Periciales, que se encargaron del levantamiento del cadáver para su traslado al SEMEFO, donde se le practicó la autopsia de ley.

Deja una respuesta