• Participaron en el plagio de un estudiante, que fue rescatado sano y salvo tras un espectacular operativo-balacera, en el que fue abatido uno de sus cómplices

Irving Ruiz_Adela SalazarGUADALAJARA, JAL.- La Fiscalía General del Estado consignó a Irving Eduardo Ruiz Aceves, de 24 años y Adela Salazar García, de 43, a quienes se les detuvo en flagrancia en un operativo para rescatar a un menor de edad al que tenían secuestrado en una finca de la colonia Talpita.

El plagio fue realizado el 14 de octubre pasado, cuando la víctima, un joven estudiante hijo de una familia de abarroteros, salió de su casa en su auto a las 7:00 horas para ir a la escuela, pero fue interceptado por varios sujetos que lo amenazaron con armas de fuego y lo obligaron a subir a un auto Mazda color gris.

El joven fue llevado hasta una finca ubicada en la calle San Esteban, entre Santo Tomás y Basilio Vadillo, en la colonia Talpita, donde lo mantuvieron secuestrado, además de que los secuestradores se comunicaron con su familia para exigirle el pago de una fuerte cantidad de dinero a cambio de liberar al estudiante.

La familia afectada acudió a la Fiscalía General del Estado para interponer su denuncia, con lo que los agentes iniciaron las indagatorias y, por medio de labores de inteligencia, lograron establecer el lugar donde permanecía privado de la libertad el joven.

El 16 de octubre, los agentes investigadores montaron un operativo en el que liberaron a la víctima sana y salva, pero fueron recibidos a balazos por los secuestradores y repelieron la agresión.

En el lugar fue abatido quien fue identificado como Ulises Michel Contreras Pérez, de 20 años, quien tenía su domicilio en la colonia Santa María, en Guadalajara.

En ese mismo operativo fue detenido Irving Eduardo Ruiz Aceves, quien en su declaración admitió haber participado en el secuestro y que fue él quien se encargó de abandonar el vehículo de la víctima en las calles Rivas Guillén y San Esteban, además de que participaría en la liberación del estudiante en una unidad deportiva ubicada en la colonia Independencia Poniente.

También fue detenida Adela Salazar García, quien admitió que prestó su casa donde permaneció en cautiverio el joven secuestrado, pues a cambio le tocaría parte del botín.

Las dos personas fueron consignadas ante el juez Décimo de lo Criminal para que respondan por su presunta responsabilidad en el delito de secuestro.