PRDAGUASCALIENTES, AGS.- La nueva Ley que buscan diputados para el Patronato de la Feria Nacional de San Marcos (FNSM), es una burla y desfachatez, consideró el Partido de la Revolución Democrática (PRD), al evidenciar que las modificaciones que pretenden hacer al organismo responsable de la verbena abrileña para nada buscar restar la poca injerencia del Ayuntamiento y que ahora si sea una caja chica para el gobernador en turno.

Actualmente, la legislación establece que el PFNSM tiene que entregar al DIF Estatal y Municipal un donativo en la proporción del 85 por ciento y el 15 % respectivamente, sin embargo, la propuesta es eliminar la aportación y que los ingresos obtenidos serán destinados a la organización de la Feria, así como para la operación de la misma únicamente, evidencia el presidente del PRD, Emanuelle Sánchez Nájera.

“Como está hoy día la Ley, el secretario del Patronato es propuesta del Ayuntamiento para equilibrar los cotos de poder, sin embargo, la iniciativa contempla que el presidente  y tesorero por el gobernador y que el municipio sólo tenga una persona que funja como vocal, lo cual resta a todas luces autoridad”, explicó.

Otra arbitrariedad en la iniciativa que falsamente elija la propuesta enviada por el Ejecutivo, radica en que el municipio perderá su facultad de aprobar, como tradicionalmente lo hace, el perímetro ferial, así como el período de tiempo que se deberá desarrollar, a pesar de que los espacios públicos en los que se desarrolla la feria son inmuebles propiedad del dominio público, “el presidente del Patronato propondría ahora al consejo el perímetro y período ferial y después lo harían del conocimiento al Ayuntamiento”, señaló.

El uso del suelo es facultad potestativa de los Ayuntamientos conforme artículo 36 fracción XLVLLL de la Ley Municipal y el comercio en la vía pública está regulado en los artículos 1356-1400 del Código Municipal, subrayó el dirigente del Sol Azteca.

Derogan la obligatoriedad de informar por escrito quince días antes, por lo menos, del inicio de la feria al Ejecutivo y al Congreso, el programa general y dentro de los 980 días de su culminación, los resultados de impacto social y derrama económica que dejó la edición.

Quitan además a la Presidencia la facultad de poner las tarifas que deben aplicarse por el uso de suelo y presentación de distintos espectáculos, no obstante, la administración municipal  seguirá obligada a prestar servicios como limpia y seguridad.

Por todo lo anterior, nuestra fracción parlamentaria desde ahora anuncia que su voto será en contra y desde el Cabildo buscaremos defender la autonomía municipal, finalizó el líder perredista.