ASESINADO DE UN BALAZO POR SU PRIMO EN RANCHO EN RINCON DE ROMOS (8)RINCÓN DE ROMOS, AGS.- Un hombre fue asesinado de un balazo en el abdomen en el interior de un rancho en el municipio de Rincón de Romos, al parecer por uno de sus primos, que se dio a la fuga tras el homicidio.

Luego del atentado, el agredido logró comunicarse a los servicios de emergencia para pedir ayuda, pero cuando éstos llegaron ya había dejado de existir.

Las autoridades ministeriales iniciaron una investigación para esclarecer los hechos y tratar de localizar al responsable del asesinato.

La víctima mortal fue identificada como Albino Solís Padilla, de 55 años de edad.

Antes de su muerte, acusó a su primo Juan Sandoval Padilla de haberlo baleado, por lo que éste se ha convertido el principal sospechoso del crimen.

Los hechos se registraron el lunes 4 de julio en el rancho Los Pirules, ubicado sobre la carretera federal 71, a la altura de la comunidad San Jacinto.

Alrededor de las cuatro de la madrugada, Albino llamó al servicio de emergencia 066 para pedir ayuda, indicándole al operador que lo atendió que había recibido un balazo en el abdomen y que el responsable era su primo Juan.

El agredido le indicó que se encontraba en el rancho mencionado y le proporcionó la ubicación, por lo que el operador despachó al sitio a elementos de la Policía Preventiva rinconense así como a paramédicos del ISSEA.

Durante algunos instantes, Albino estuvo hablando con el operador del servicio de emergencia para ubicarle el rancho, aunque los elementos tardaron alrededor de veinte minutos en arribar.

Al llegar al rancho, se dieron cuenta que las puertas estaban cerradas con cadenas y candado, por lo que tuvieron que forzarlas para poder acceder.

Los policías y paramédicos caminaron alrededor de 500 metros para llegar a un cuarto, en cuyo interior, sentado en un sillón, encontraron a Albino, pero al revisarlo confirmaron que ya no presentaba signos vitales, por lo que lo declararon muerto.

La zona fue acordonada para cuidar el escenario de los hechos, ya que dentro del mismo cuarto, sobre el piso, se encontró un arma de fuego.

Al parecer, los uniformados detectaron unas huellas de unas pisadas de huarache en la parte posterior del rancho, por lo que presumían que el agresor huyó por el Río San Pedro.

Confirmado el deceso del agredido, al rancho se trasladaron agentes de la Policía Ministerial para iniciar las pesquisas así como elementos de la Dirección de Investigación Pericial, que se encargaron del levantamiento de los indicios y del cuerpo para su traslado al Servicio Médico Forense.

Durante las primeras pesquisas, los agentes ministeriales lograron conocer que Albino llamó al 066 para pedir ayuda y señalar que fue baleado por su primo Juan, por lo que iniciaron su búsqueda.