• Serán procesados por lesiones dolosas calificadas con ventaja y permanecerán recluidos en el CERESO

JUGADORESAGUASCALIENTES, AGS.- El Juez Primero Penal dictó el auto de formal prisión en contra de Luis Antonio Gorocito Recende y Alejandro Molina Núñez, jugadores de Necaxa, como probables responsables del delito de lesiones dolosas calificadas con ventaja en agravio de Luis Rodolfo Mariscal López, delito señalado como grave, por lo que ambos acusados no podrán abandonar el CERESO Aguascalientes.

Del mismo modo, se les dictó el auto de formal prisión a Luis Antonio Gorocito Recende y Alejandro Molina Núñez por el delito de lesiones dolosas en agravio de los hermanos Roberto y Eduardo de apellidos Alderete Martínez y de Susana Griselda López García.

Los lamentables hechos tuvieron verificativo el domingo 16 de agosto, curso cerca de la 1:30 de la mañana, cuando salían de un bar ubicado en el Centro Comercial Plaza los Arcos, Luis Rodolfo, Susana Griselda y los hermanos Roberto y Eduardo, cuando en determinado momento pasó muy cerca de ellos un vehículo de la marca BMW, en color plata tripulado por los dos futbolistas, quienes comenzaron a lanzar piropos ofensivos a la joven Susana Griselda.

Inmediatamente, uno de los jóvenes que la acompañaba les reclamó su actitud, indicándoles que ella no estaba sola y que la respetaran, observando que el auto detenía su marcha y quien viajaba del lado del conductor (Luis Gorocito) desciende de la unidad, describiéndolo como una persona de 20 a 25 años, de 1.90 de estatura, complexión normal, tez moreno claro y pelo a rapa, con acento extranjero, quien agrede a la joven, por lo que al pretender hacer el reclamo Luis Rodolfo, es agredido por dicho sujeto.

Al observar el acompañante del auto de lujo (Alejandro) también desciende del mismo y entre los dos comienzan a golpear con pies y puños a Luis Adolfo, quien sin importan que estuviera en el suelo lo siguieron golpeando.

Al observar los agresores que algunos comensales de bares aledaños observaban los lamentables acontecimientos, Luis Antonio y Alejandro volvieron a abordar su lujoso auto y se dieron a  la fuga,  siendo perseguidos en ese momento por varias unidades de la Secretaría de Seguridad Pública del Municipio capital, quienes les dieron alcance metros adelante logrando su detención.

Mientras esto sucedía, en el estacionamiento los acompañantes de Luis Rodolfo comprobaban que éste no se movía, así como observar que sangraba de su cráneo y de sus oídos, por lo que inmediatamente solicitaron una ambulancia, cuyos paramédicos hicieron acto de presencia minutos después y trasladaban al nosocomio de la calle Galeana al joven lesionado.

Al ser recibido por los médicos de guardia, estos confirmaron que las lesiones que presentaba el joven ponían en peligro su vida, toda vez que presentaba un traumatismo de cráneo severo, por lo que inmediatamente fue llevado al quirófano donde le realizaron una operación.

Mientras tanto, los preventivos municipales ponían a disposición del AMP a Luis Antonio Gorocito Recende y Alejandro Molina Núñez como probables responsables de las lesiones que sufriera Luis Rodolfo Mariscal López.

Con esta acción, el AMP integró la averiguación previa, donde señala que los detenidos participaron en las lesiones sufridas al joven de 22 años, por lo que fueron consignados al CERESO para Varones donde el Juzgado Primero de lo Penal los declaró formalmente presos.