FH_BP200AGUASCALIENTES, AGS.- “Es imperioso continuar con el camino trazado a partir de la instrumentación del Seguro Popular y el Seguro Médico para una Nueva Generación, que acortaron sustancialmente la brecha para que los mexicanos tuvieran acceso a los servicios de salud, por lo que la iniciativa de reformas constitucionales que presentó Acción Nacional en el Senado, adquiere un carácter imperioso para que nuestro país se aproxime a los Objetivos de Desarrollo del Milenio con cobertura y calidad”, aseguró el vicecoordinador de la fracción, Fernando Herrera Ávila.

En la iniciativa presentada ante el pleno en voz de la senadora Maki Ortiz, presidenta de la Comisión de Salud, se incluyen los conceptos de portabilidad y convergencia, como pilares de la reforma integral de salud, que suponen el acceso a la atención médica en todos los Estados del país para todos los mexicanos, independientemente de su situación laboral, civil o estudiantil con la coordinación e intercambio interinstitucional, con la consecuente estandarización de la calidad de los servicios, explicó el legislador.

Por otro lado, agregó que se propone que el Congreso tenga la facultad para dictar el marco legal que dé soporte a mecanismos de financiamiento establecidos para el sistema de salud en su conjunto.

Asimismo, Herrera Ávila señaló que se proponen tres instrumentos clave: el expediente clínico electrónico, el padrón general de salud, así como las guías de práctica clínica que permitirán, tanto a los pacientes, como a los especialistas, la uniformidad y confiabilidad en el seguimiento médico.

Fernando Herrera enfatizó que si bien, tanto el Seguro Popular, como el Seguro Médico para una Nueva Generación permitieron un crecimiento exponencial, de 5.3 a 57.3 por ciento de acceso a la atención médica en el período de 2004 a 2014 en el país, en Aguascalientes en particular, según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT 2012) se reporta que la falta de acceso a la seguridad social fue la carencia más prevalente si se consideran los indicadores de pobreza multidimensional del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), que colocó a 13.8 por ciento de la población sin protección.