• Fue hallado culpable por corrupción de menores y abuso sexual infantil agravado

GUADALAJARA, JAL.- El trabajo que realizó el personal de la Dirección General de Seguimiento a Procesos de la Fiscalía del Estado permitió que se aportaran las pruebas necesarias ante un juez para obtener la sentencia condenatoria de 1,076 años de prisión en contra de José Lemus L., quien fue encontrado responsable en la comisión de los delitos de corrupción de menores y abuso sexual infantil agravado.

De acuerdo con el expediente, los hechos se registraron al interior de una finca ubicada en calles de la colonia Altamira en el municipio de Tonalá, desde febrero de 2014 hasta el año 2015, cuando la víctima aún era menor de edad.

La víctima contó lo que ocurría a su abuela, por lo que la mujer se presentó ante la Representación Social a levantar la denuncia correspondiente en contra de su hijo, quien era el agresor.

El agente del Ministerio Público, quien llevó a cabo la investigación, logró reunir las pruebas necesarias y solicitó un mandato judicial en contra de José Luis L., misma que fue cumplimentada por personal de la Policía Investigadora adscrita.

Finalmente, José Luis L. quedó a disposición del juez Alejandro Guevara Pedroza, del Juzgado Séptimo Penal, y tras analizar las pruebas aportadas por la Fiscalía Estatal le dictó sentencia condenatoria.

Por su plena responsabilidad en la comisión de los delitos citados y tomando en cuenta el tiempo en que la víctima fue abusada sexualmente, le resultaría 1,076 años 6 meses y 6 días de prisión; sin embargo, tras exceder la penalidad marcada por la ley, deberá cumplir una condena de 50 años, además de la reparación del daño.