3 DETENIDOS EN AGS POR HOMICIDIO DOLOSO CALIFICADO (1)AGUASCALIENTES, AGS.- Tres sujetos asesinaron a golpes a un hombre solamente porque al viajar en sus motocicletas no les permitió el paso en un crucero al conducir él un automóvil.

El agredido, aún con vida, fue trasladado a recibir atención médica al Hospital 2 del Seguro Social, donde poco después dejó de existir, mientras que los motociclistas escaparon pero finalmente fueron capturados en cumplimiento a una orden de aprehensión que les giró el juez Sexto Penal por el delito de homicidio doloso calificado.

Los presuntos asesinos son José Ángel Calvillo González alias “El Gordo”, de 22 años; Ricardo Alexander Soto Ibarra alias “El Greñas”, de 18, y Lázaro Lozano Castillo alias “El Lázaro”, también de 18 años de edad.

Están acusados de la muerte de Luis Enrique Espinoza Gutiérrez, por lo que se les recluyó en el CERESO Aguascalientes para que el juzgador resuelva su situación legal.

Los hechos ocurrieron el sábado 29 de noviembre del 2014.

Luis Enrique, al volante de un auto Nissan Tsuru blanco y acompañado de su esposa e hijos, transitaba por la calle J. Correa cuando al llegar al cruce con la avenida Adolfo López Mateos detuvo su marcha por indicaciones del semáforo.

Esperaba el siga cuando de pronto detrás suyo se detuvieron alrededor de 20 motociclistas, los cuales comenzaron a acelerar sus unidades para que los dejara pasar, pero Luis Enrique no pudo hacerlo debido a que había otros coches adelante, lo cual los molestó.

Al reanudar su marcha, Luis Enrique tomó López Mateos hacia el oriente y fue seguido por los motociclistas que lo estuvieron provocando.

En el cruce con Josefa Ortiz de Domínguez volvió a detenerse por indicaciones del semáforo, situación que aprovecharon dos sujetos para bajar de una motocicleta y con un casco quebrarle el espejo retrovisor del lado del conductor al Nissan Tsuru.

Ante esto, Luis Enrique bajó de su coche para reclamarles el daño, pero los dos sujetos comenzaron a golpearlo con pies y puños en diferentes partes del cuerpo y luego se les unió un tercero, que con otro casco le pegó al hombre en la cabeza.

Al ver la agresión, la esposa del ofendido les gritó a los motociclistas que lo dejaran en paz porque estaba enfermo y si algo le pasaba los culparía a ellos, por lo que éstos subieron a sus “jacas de acero” y escaparon por la misma avenida López Mateos.

Luis Enrique subió a su vehículo y se alejó por la misma avenida, pero se detuvo en el cruce con Convención ya que empezó a sentirse mal y a convulsionarse, por lo que su esposa llamó a sus familiares para pedirles ayuda y poco después llegaron para llevarlo a recibir atención al Hospital 2 del Seguro Social.

Sin embargo, instantes después Luis Enrique murió por los golpes recibidos en la cabeza, consumándose así el asesinato y por lo cual las autoridades ministeriales iniciaron una investigación.

La esposa del agredido les informó a los agentes investigadores cómo sucedieron los hechos y les describió a los tres atacantes, precisándoles que portaban una prenda de vestir que en su espalda traía la leyenda “Moto Club Afición”.

Los elementos lograron ubicar a uno de los líderes de dicho club, que les dijo que la filiación que contaban de los agresores del hombre correspondía a la de José Ángel, Ricardo Alexander y Lázaro, razón por la que el Ministerio Público integró una averiguación previa y la consignó ante el juez penal, que giró órdenes de aprehensión en su contra.

De esta manera, José Ángel fue arrestado en la privada del Roble del fraccionamiento Jesús Terán; Ricardo Alexander en la calle Salvia del fraccionamiento Lomas del Chapulín, y Lázaro en la calle Cepatli de este mismo fraccionamiento, tras de lo cual fueron enviados a prisión para que respondan por el asesinato del automovilista.