ASALTO RESIDENCIA JARDINES DE AGS (15)AGUASCALIENTES, AGS.- Cuatro sujetos que portaban armas de fuego largas consumaron un violento asalto en una residencia en el fraccionamiento Jardines de Aguascalientes, donde sometieron a la propietaria, una mujer de 73 años de edad y se apoderaron de dinero, alhajas, relojes, monedas de colección y hasta una camioneta, en la que se dieron a la fuga, todo por un monto cercano a los 4 millones de pesos.

La septuagenaria fue dejada amarrada por los delincuentes y cuando se liberó dio parte a las autoridades, por lo que policías preventivos, estatales y ministeriales desplegaron un intenso operativo, aunque no lograron dar con los delincuentes.

El violento asalto ocurrió el pasado lunes 28 de julio, minutos antes de las 19:00 horas, en una residencia ubicada en la avenida Paseo de la Asunción, casi esquina con la calle Jardín del Encino, en dicho fraccionamiento.

La víctima fue identificada como Amanda Garza Guerra.

Los asaltantes eran de entre 19 a 25 años de edad, con ropa de vestir.

La propietaria de la residencia se encontraba sola cuando llegaron los tipos.

Al escuchar que llamaban a la puerta, antes de abrir, preguntó quién era, por lo que uno de ellos le respondió que llevaban un paquete para su hijo.

Entonces, abrió la puerta, lo que aprovecharon los sujetos para empujarla y acceder al inmueble.

Al entrar, uno de ellos le cubrió la boca, alcanzando a observar que todos portaban armas de fuego largas.

Enseguida, los intrusos comenzaron a pedirle los objetos de valor e incluso le señalaron dónde se encontraban, por lo que la víctima sospechó que ya conocían el domicilio.

Los hampones se apoderaron de 450 mil pesos en efectivo y de 300 mil dólares en alhajas, relojes, monedas de colección de la Casa Aguascalientes, Casa Jalisco y Casa Estados Unidos.

No conformes, le pidieron las llaves y los documentos de una camioneta que estaba en la cochera, una Toyota Hilux, color verde, modelo 2010, con placas de circulación de Texas, E.U., por lo que les tuvo que entregar lo que le pedían.

Acto seguido, los ladrones cortaron el cable del teléfono y a la mujer la amarraron para enseguida abordar la unidad de motor, sacarla de la cochera y darse a la fuga a toda velocidad.

Al quedarse sola, la ofendida se libró de sus ataduras y de inmediato llamó al servicio de emergencia 066 para reportar lo sucedido, presentándose en el lugar policías comerciales y municipales en las patrullas 0084, 0156, 0157, y 0480 así como elementos de la Policía de Proximidad en las unidades 6733 y 6802, a quienes enteró de lo sucedido, indicándoles que los delincuentes tenían alrededor de 5 minutos de haber escapado.

Los uniformados organizaron un operativo para rastrear la camioneta, pero no lograron ubicarla.

Instantes después, en la residencia se presentaron agentes del Grupo Anti-Asaltos de la Policía Ministerial para comenzar las investigaciones correspondientes, el Ministerio Público, que dio fe de lo ocurrido, y peritos de Servicios Periciales, que estuvieron tratando de buscar huellas de los delincuentes y otros indicios.

También llegaron paramédicos para auxiliar a la septuagenaria, pero determinaron que no era necesario trasladarla a ningún hospital.