Adolfo Suárez Bol 18 Img 01AGUASCALIENTES, AGS.- El diputado Adolfo Suárez presentó, en la sesión ordinaria de la LXII Legislatura, una iniciativa de reforma al Código Penal a fin de castigar de forma más severa el delito de abigeato en nuestra entidad, incrementando las penas para los culpables hasta a 10 años de cárcel, 300 días de multa y el pago total del daño.

Suárez destacó que esta propuesta es producto de diversas reuniones de trabajo sostenidas con el presidente de la Unión Ganadera Regional, así como con los presidentes de las Asociaciones Ganaderas de todos los Municipios del Estado, en las cuales los ganaderos mostraron su preocupación y enfado por la facilidad con la que los abigeos salen de la cárcel y la dificultad para acreditar en contra de éstos la responsabilidad y participación en el delito.

A lo anterior se agrega la desconfianza que existe en lo relacionado a la labor de la Fiscalía General del Estado, por lo que los diversos representantes de los ganaderos coincidieron en la urgente necesidad de reformas y adiciones a la normatividad aplicable que proteja su patrimonio para sancionar ejemplarmente a los responsables del delito de abigeato.

La iniciativa del legislador panista busca modificar los artículos 143, 144 y 145, para actualizar los tópicos relacionados con este delito, pues la actual legislación en la materia ya resultaba anacrónica.

La reforma logra que las sanciones impuestas por este delito sean más equitativas y proporcionales al establecer diferencias en el castigo según sea la especie, además de incrementar las penas para quienes vendan la carne producto del robo mencionado, así como a los servidores públicos que participen en la comisión del delito. Además, en el caso de los funcionarios, en adición a las sanciones por abigeato, se les impondrá la destitución del cargo e inhabilitación definitiva para desempeñar un empleo, cargo o comisión de cualquier naturaleza en el servicio público.

Suárez, quien es diputado por el VI distrito, que comprende al municipio de Jesús María, aseguró que esta conducta delictiva se ha convertido en una problemática persistente en nuestro Estado, misma que ha acarreado diversos efectos colaterales, sin que la legislación vigente, ni las autoridades encargadas de la prevención y persecución del delito así como de la administración de justicia hayan logrado combatirla adecuadamente, en gran medida por encontrarse impedidos al no existir en el Código Penal local vigente las variantes en el modus operandi de los mismos, conductas que constituyen el ilícito y que no se encuentran tipificadas como delito de abigeato.

Finalmente, Suárez se dijo confiado en que esta reforma legislativa contribuirá firmemente a combatir este delito cometido por individuos sin escrúpulos que buscan despojar de su patrimonio a diversos sectores de la sociedad, aprovechándose de las deficiencias que existen dentro del sistema jurídico, y así obtener de una manera sencilla ingresos ilegítimos, en detrimento de la economía de las familias de los ganaderos y campesinos de nuestro Estado.