• Fue hallado putrefacto, amarrado a un árbol y cubierto con unas ramas

HALLAN ASESINADO A DESAPARECIDO DE CALVILLITO (5)AGUASCALIENTES, AGS.- El hombre que desapareció misteriosamente en la comunidad Calvillito, fue hallado asesinado de un balazo en la cabeza, amarrado a un árbol y cubierto con las ramas de un pirul, en un predio en la comunidad El Soyatal, al oriente de la ciudad.

El cuerpo ya se encontraba en avanzado estado de putrefacción, por lo que la Procuraduría de Justicia, a través de la Dirección de Servicios Periciales, practicaría estudios de ADN para confirmar la identidad del asesinado, aunque se daba como un hecho que se trataba del desaparecido.

Hasta el momento, las autoridades ministeriales investigan el o los móviles de su homicidio.

El hombre fue identificado como José Eliseo López Flores, contaba con 55 años de edad y vivió en Calvillito.

El lunes 6 de octubre salió de su casa, alrededor de las 3 de la tarde, para ir a una parcela a darle mantenimiento, ubicada a escasos 100 metros de donde sería hallado sin vida.

De su casa salió en su camioneta Ford Ranger, tipo Pick-Up, modelo 1993, color blanco, con placas de circulación AE-49-401 de Aguascalientes, pero ya no volvió, por lo que sus familiares lo reportaron como desaparecido a las corporaciones policiacas, proporcionando también las características de la unidad de motor para que iniciaran su búsqueda.

El jueves 9, minutos antes de las cinco de la tarde, dicha camioneta fue encontrada abandonada y desvalijada en una terracería ubicada en el fraccionamiento Villas de Nuestra Señora de la Asunción, por lo que fue asegurada por elementos de la Policía Ministerial.

El miércoles 15, alrededor de las 12:30 horas, un hombre llevó a sus vacas a pastar al predio en El Soyatal, percatándose que una de ellas se separó del resto y se dirigía a un frondoso árbol, por lo que se aproximó a ella.

Al hacerlo, percibió un olor nauseabundo y se dio cuenta que el cuerpo de un hombre estaba cubierto con unas ramas, por lo que se dirigió a otro poblado para dar parte a los servicios de emergencia.

Al lugar acudieron de inmediato policías preventivos y estatales, que confirmaron la presencia del cadáver, por lo que acordonaron la zona y momentos después arribaron las autoridades ministeriales para realizar las diligencias correspondientes.

Se observó que el cuerpo del hombre estaba amarrado al tronco de un árbol con una cuerda y que efectivamente yacía cubierto con unas ramas, además de que era evidente el estado de putrefacción que presentaba.

El cadáver llevaba puesto una camisa a cuadros, pantalón verde militar y botas de trabajo en color negro, prendas de vestir que coincidían con las del desaparecido José Eliseo López Flores.

El lugar donde fue hallado estaba cerca de su parcela, por lo que se dedujo que fue asesinado el mismo lunes y dejado en ese sitio y su camioneta abandonada en el otro extremo de la ciudad para tratar de despistar a las autoridades.

El cuerpo fue trasladado al Servicio Médico Forense y en una primera revisión se le apreció un impacto de bala en la cabeza, aunque se desconocían las razones por las que fue privado de la vida.