• Las “flamantes autoridades” inauguraban una pista de hielo mientras los delincuentes se tiroteaban
  • Los “malandros” dejaron en ridículo al director de Seguridad Pública del Ayuntamiento

BALACERA EN FRESNILLO, ZACATECAS_2FRESNILLO, ZAC.- Prácticamente en las narices del gobernador Miguel Alonso Reyes y del alcalde Benjamín Medrano Quezada, sicarios del crimen organizado y de grupos antagónicos protagonizaron una espectacular balacera la noche del pasado lunes 15 de diciembre en esta cabecera municipal.

Las “flamantes autoridades” inauguraban una pista de hielo (bien dice el dicho que al pueblo pan y CIRCO para distraerlo), mientras los delincuentes se tiroteaban en la vía pública, sembrando el terror entre los habitantes.

En esta ocasión no se reportaron víctimas qué lamentar a causa del enfrentamiento, pero lo cierto es que ya es una situación alarmante la que se vive en Fresnillo, donde la delincuencia organizada es la que manda y gobierna a su antojo.

El gobernador MAR acudió a Fresnillo para inaugurar junto con el primer edil una pista de hielo en las instalaciones de la Feria Nacional de la Plata, en el Centro de Convenciones.

Tal visita originó un (supuesto) operativo de seguridad, que no espantó a nadie y mucho menos a los sicarios, que se enfrentaron a balazos para demostrar quién es el que manda en el municipio.

La presencia de los elementos no detuvo a los “malandros” para enfrentarse a balazos prácticamente en sus narices, dejando en ridículo al director de Seguridad Pública de Fresnillo, Arturo Leija Iturralde, que se ha dedicado más a turistear que a cumplir con su labor de brindar precisamente seguridad a los fresnillenses, escudándose siempre en que la responsabilidad de brindar esa seguridad es del Mando Único, es decir, de su “padrino”, el General Jesús Pinto Ortiz, que fue el que lo recomendó para el puesto que ocupa.

La balacera ocurrió a 500 metros del sitio donde el gobernador y el presidente municipal tenían su evento, y al escucharse las detonaciones, se desató el pánico entre los asistentes y en las mismas autoridades.

Se estableció que a las 20:58 horas, los integrantes de dos grupos criminales rivales se encontraron en las calles Tlaltenango y Venezuela, por lo que se enfrentaron a tiros.

Los delincuentes de un bando viajaban en una camioneta tipo Explorer y los del otro en un automóvil en color negro, desde los cuales se dispararon mutuamente durante algunos minutos para luego escapar.

La balacera se registró en el entronque Jerez-Valparaíso, a donde acudieron oficiales de las Policías Preventiva y Estatal, que encontraron abandonados tales vehículos, la camioneta con varios impactos de bala y metros adelante el coche negro con un golpe en la parte frontal.

Al sitio también acudieron agentes de la Policía Ministerial y efectivos del 97 Batallón de Infantería del Ejército Mexicano y de la Marina, que acordonaron la zona.

Como se mencionó, no se reportaron personas fallecidas o lesionadas por esta nueva balacera.