• Se la llevó de un bar y como no quiso intimar con él la mató a balazos y luego le prendió fuego al cadáver

IMG_2992GUADALAJARA, JAL.- Por su presunta participación en el homicidio de una joven mujer que se llevó de un bar de la colonia Oblatos, un sujeto fue puesto bajo arraigo por la Fiscalía General del Estado.

Además se investiga  su vinculación en más hechos delictivos.

El indiciado es José Luis Guadalupe García Ramírez, de 29 años de edad y quien también utiliza el nombre de José Guadalupe García Ramos, vecino del fraccionamiento Oblatos, en Guadalajara.

García Ramírez está señalado como el presunto homicida de Nancy Gabriela Zambrano Castro, de 24 años de edad, quien fue vista por última vez la noche del 26 de enero de 2012.

Ese día, la joven acudió con varias amigas a un bar localizado sobre la avenida Artesanos en la colonia Oblatos, donde estuvieron algunas horas y después la joven las llevó a sus casas en su auto particular.

Por medio de investigaciones, el Ministerio Público estableció que Zambrano Castro regresó al bar para verse con García Ramírez, con quien se retiró del centro nocturno esa noche.

García Ramírez fue detenido el 13 de septiembre de este año por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de Guadalajara, pues lo sorprendieron portando dos armas de fuego calibre 9 milímetros a bordo de un auto Aveo rojo, cuando circulaba por las calles Cenobio Enciso e Ignacio Gutiérrez de la colonia Beatriz Hernández.

El sujeto quedó a disposición del Ministerio Público, el cual ordenó se realizaran peritajes a las armas aseguradas, los cuales están en proceso.

De acuerdo a investigaciones del Ministerio Publico y con base en los señalamientos de testigos se estableció la posible participación en la muerte de la joven, misma que fue aceptada por el sujeto en sus declaraciones.

García Ramírez confesó que la noche del 26 de enero de 2012 sacó del bar a la mujer y se la llevó, junto con otro sujeto, a una finca ubicada en el poblado San Pedro Valencia, municipio de Acatlán de Juárez, donde intentaron sostener relaciones sexuales, pero ella se negó, por lo que decidieron asesinarla.

García Ramírez confesó que cuando regresaban a Guadalajara, se detuvieron en el camino, la bajaron del vehículo en el que iban y él le disparó en tres ocasiones con un revólver calibre .38 especial.

Después, del vehículo sacó un galón con gasolina y roció el cuerpo, mientras que su cómplice le prendió fuego, para después huir del lugar.

El 27 de enero de 2012 fue localizado el cuerpo de Zambrano Castro en las inmediaciones del poblado San Pedro Valencia, lo cual fue corroborado por medio de exámenes de ADN, y entregado a sus familiares el 20 de marzo de ese mismo año.

Por este motivo, el Ministerio Público solicitó una orden de arraigo, la cual fue otorgada por el Juez de Primera Instancia de Tala, con el fin de continuar con las indagatorias.

García Ramírez también es investigado por el homicidio en grado de tentativa en agravio de Víctor Ortiz Casillas, de 49 años y padre de su ex pareja sentimental, quien fue agredido a balazos la noche del 19 de febrero de este año, cuando iba llegando a su casa, localizada en la calle Monte Himalaya de la colonia Postes Cuates, en Guadalajara.

Según la declaración del afectado, García Ramírez tenía problemas con su hija, de quien se había separado recientemente, por lo que la amenazó con hacerle daño y lo señaló como quien le disparó en repetidas ocasiones.

En el lugar de la agresión fueron asegurados siete casquillos calibre 9 milímetros, mientras que Ortiz Casillas fue hospitalizado, pues presentó seis heridas producidas por proyectiles de arma de fuego.

Sobre este caso, el Ministerio Público continúa con la integración de la averiguación previa.