AGUASCALIENTES, AGS.- Macabro hallazgo quedó al descubierto este miércoles en la tarde, en el interior de un taller de carpintería, al encontrar a un hombre sin vida, el cual ya había sido consumido por los roedores y prácticamente era la pura osamenta.

El hoy occiso fue identificado como Gerardo de León Escoto, contaba con 65 años de edad y tuvo su último domicilio en la avenida Siglo XXI 1207 en la colonia Nazario Ortiz Garza.

Gerardo falleció en el interior de su taller hace más de dos semanas, al parecer por enfermedad ya que era diabético, sin embargo como vivía solo, nadie se percató del deceso.

Este miércoles, uno de sus hermanos extrañado porque ya tenía bastantes días de no saber de él, decidió ir a buscarlo a su taller de carpintería y lo que encontró fueron puros huesos debido a que las ratas prácticamente ya lo habían devorado.

Una vez que las autoridades ministeriales iniciaron las investigaciones, establecieron que además de haber sido carpintero, Gerardo también se dedicaba a recolectar material de reciclaje en los contenedores de basura y todo ese material lo metía al mismo taller.

Vecinos del lugar, manifestaron a los agentes investigadores que en las últimas semanas, ya solo se desempeñaba como pepenador.

Cabe mencionar que a la llegada de las autoridades, confirmaron que los roedores devoraban el cuerpo del carpintero.

Los restos del infortunado sexagenario fueron trasladados al Servicio Médico Forense, en espera de que sus familiares acudan a reclamarlos para darles cristiana sepultura.