DETENIDOS 2 ASESINOS DE HOMBRE HALLADO PUTREFACTO EN EL LLANO (1)AGUASCALIENTES, AGS.- Agentes de la Policía Ministerial detuvieron a dos de cuatro sujetos que participaron en el asesinato de un sujeto, cuyo cuerpo fue encontrado putrefacto en el municipio El Llano el pasado mes de marzo.

Los acusados lo golpearon y apuñalaron en 10 ocasiones y todavía vivo le prendieron fuego debido a que, al parecer, había abusado sexualmente de dos hijos de uno de los ahora detenidos, que juró cobrar venganza.

Los arrestados son Alfonso Raúl alias “El Zeta”, de 31 años, y Fernando Fabián alias “El Bonilla”, de la misma edad, quienes están acusados por la muerte de Ubaldo Trancoso Sánchez alias “El Baldo”.

Hasta antes de su captura, “El Zeta” y “El Bonilla” se dedicaban a la venta de drogas entre los viciosos de las colonias Jesús Terán y Villa de las Palmas.

A través de llamadas de teléfono celular sus clientes los contactaban y ellos acudían a los domicilios de los compradores para venderles las drogas.

“El Zeta” resultó ser pareja sentimental de la esposa de Ubaldo, con quien había procreado dos hijos.

Ubaldo y su mujer habitaban en la casa de la mamá de ella y en la vivienda continua habitaba “El Zeta”, por lo que tenía una relación constante con los hijos que tuvo con la fémina.

Durante el 2014, “El Zeta” fue detenido por agentes ministeriales por vender drogas y se le recluyó en el CERESO Aguascalientes, donde estuvo preso más de un año por el delito contra la salud.

En una visita que le hizo su pareja sentimental, le reveló que Ubaldo había abusado sexualmente de sus hijos de 7 y 6 años de edad, ya que les dio a ingerir pastillas psicotrópicas y aprovechó que no había nadie en el domicilio para atacarlos.

Tras recuperar su libertad, “El Zeta” regresó con su mujer, que le dijo que no había denunciado a Ubaldo porque la tenía amenazada de muerte, pero que éste ya se había cambiado de domicilio.

A principios de marzo de este año, “El Bonilla” vio a su amigo “El Zeta” y le pidió prestada una herramienta para colocar un cableado en una casa en Lomas de Vistabella.

El sábado 5 de marzo, “El Zeta” fue con “El Bonilla” a dicho domicilio y se dio cuenta que Ubaldo estaba trabajando ahí en la instalación del cableado, por lo que le comentó a su amigo que cobraría venganza por haber violado a sus dos hijos.

Al día siguiente, domingo 6, “El Zeta” llegó al domicilio con otros dos sujetos y le ordenó a “El Bonilla” que cerrara la puerta para evitar que Ubaldo intentara escapar y así lo hizo.

Enseguida, “El Zeta” tomó un palo de escoba y comenzó a golpear en la cabeza a Ubaldo, que le preguntó qué le pasaba ya que no tenía problemas con él, pero le contestó que eso era por haber abusado de sus hijos.

“El Bonilla” y los otros dos individuos también golpearon a Ubaldo hasta que lo dejaron inconsciente y tirado en el piso dentro de una de las habitaciones.

Los tres agresores se retiraron, pero al día siguiente, al filo de las cinco de la madrugada, “El Zeta” regresó con otro sujeto en un taxi y al ingresar a la casa siguieron golpeando a Ubaldo.

El individuo sacó un cuchillo y lo apuñaló hasta en diez ocasiones, por lo que al creer que estaba muerto, “El Zeta” les ordenó a sus cómplices que fueran a tirar el cadáver y luego se retiró.

Ante esto, “El Bonilla” y el otro individuo colocaron el cuerpo de Ubaldo en la cajuela del taxi y se trasladaron a la comunidad Norias de Paso Hondo, donde tomaron un camino pavimentado que los llevó hasta la comunidad San Gerónimo, en el municipio El Llano, donde lo sacaron y lo dejaron cerca de una nopalera.

“El Bonilla” tomó una garrafa de plástico que contenía gasolina y roció el cuerpo de Ubaldo, pero al pretender prenderle fuego, éste se levantó y se echó a correr, aunque tropezó con una piedra y cayó al piso.

“El Bonilla” aprovechó para darle una patada en la cara, por lo que Ubaldo dejó de moverse y enseguida le prendieron fuego para luego darse a la fuga.

El lunes 14 de marzo, por la tarde, el cuerpo putrefacto de Ubaldo fue encontrado por un hijo de la comisaria municipal de San Gerónimo, por lo que las autoridades ministeriales tomaron cartas en el asunto y determinaron que había sido asesinado.

“El Zeta” y “El Bonilla”, a través de un periódico, se enteraron que ya había sido encontrado el cuerpo de Ubaldo, pero no le tomaron importancia ya que pensaron que nunca los descubrirían como sus asesinos.

No obstante, los agentes ministeriales los identificaron como partícipes en tal homicidio e iniciaron su búsqueda, detectándolos en la comunidad Ojo de Agua de Palmitas a bordo de un auto Mercury tipo Grand Marquis blanco y sin placas, conducido por “El Zeta”, por lo que los detuvieron.

Al registrarlos, a Alfonso Raúl le hallaron una bolsa de plástico con cinco envoltorios con “crystal”, mientras que a Fernando Fabián le aseguraron varias dosis de la misma droga, por lo que fueron presentados ante el Agente del Ministerio Público.

Ambos confesaron ser adictos y dedicarse a la venta de drogas y que al momento de su captura acababan de visitar a algunos de sus clientes para dejarles enervantes.

DETENIDOS 2 ASESINOS DE HOMBRE HALLADO PUTREFACTO EN EL LLANO (3)Al ser interrogados sobre su posible amistad con Ubaldo, dijeron que si lo conocían pero que no sabían quién lo había asesinado, pero luego cayeron en contradicciones y narraron cómo lo privaron de la vida, indicando “El Zeta” que lo mató porque abusó sexualmente de sus dos hijos.

Además, revelaron las identidades de sus otros dos cómplices, los cuales ya son buscados por los investigadores.

Tras lo anterior, “El Zeta” y “El Bonilla” fueron enviados al CERESO Aguascalientes y consignados ante un Juez Penal acusados por delitos contra la salud y homicidio.