AGUASCALIENTES, AGS.- Un gallero conocido como “El Lalo” fue ejecutado de un balazo en la cabeza mientras se encontraba en un palenque en la comunidad Norias de Ojocaliente, donde fue atacado por dos sujetos.

El agredido resultó lesionado de gravedad y en estado agónico fue trasladado a recibir atención médica al Hospital General de Zona número 2 del Seguro Social, donde posteriormente falleció, mientras que sus atacantes se dieron a la fuga en un automóvil y no fueron detenidos por las autoridades que se movilizaron por tierra y aire al tener conocimiento de los hechos.

“El Lalo” fue identificado como Eduardo Cervantes Dávalos, de 24 años de edad y originario de Tlaquepaque, Jalisco.

El atentado ocurrió el sábado 12 de mayo, alrededor de las seis de la tarde con cuarenta minutos, en el palenque denominado “El Gran Derby”, ubicado sobre la calle Diamante y la avenida San Gabriel de la citada comunidad Norias de Ojocaliente.

Tras lo ocurrido, la Fiscalía General del Estado confirmó que dicho palenque sí contaba con permiso para funcionar.

El gallero jalisciense acudió a dicho lugar para presenciar algunas peleas de gallos, pero cuando caía la tarde llegaron los dos sujetos con la intención de privarlo de la vida.

Los tipos arribaron en un automóvil Chevrolet Chevy, en color blanco, del que descendieron para ingresar al palenque.

Al ubicar a Eduardo sentado en la cuarta fila, se acercaron directamente a él y uno de ellos, sin decirle nada, le disparó en la cabeza para ejecutarlo, tras de lo cual salieron del inmueble y abordaron el coche para escapar.

Los demás asistentes al palenque fueron testigos de lo sucedido y tras la huida de los agresores dieron parte a las autoridades.

Al sitio se trasladaron de inmediato policías municipales, estatales y ministeriales, que fueron enterados de la forma en la que sucedieron los hechos y de las características del vehículo en que viajaban los atacantes.

A la escena también arribaron paramédicos de la Coordinación Municipal de Protección Civil a bordo de la ambulancia UE-52, que revisaron al gallero y confirmaron que aún tenía signos vitales.

Le apreciaron una herida producida por proyectil disparado por arma de fuego en la región parietal derecha de cráneo, justo detrás de la oreja, con exposición de masa encefálica, confirmando que su estado de salud era delicado, por lo que de inmediato lo trasladaron al Hospital 2 del IMSS para su pronta atención.

El palenque fue desalojado por los oficiales para proteger el escenario de los hechos.

Los policías organizaron un operativo para rastrear a los agresores y al que se sumó el helicóptero Águila 1 de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, pero no se les pudo localizar.

Agentes de la Policía Ministerial iniciaron las investigaciones correspondientes, determinando que “El Lalo” fue víctima de una agresión directa por parte de dos sujetos, aunque no se informó el o los probables móviles del intento de ejecución.

Elementos de la Dirección de Investigación Pericial hicieron acto de presencia en el lugar de los hechos para el levantamiento de indicios.

Finalmente, al sitio también arribó personal de Reglamentos Municipales para proceder a la clausura del palenque, que quedó resguardado para las investigaciones correspondientes.

“El Lalo” no logró sobreponerse al balazo recibido y murió el domingo 13, al filo del mediodía, en el nosocomio del IMSS, consumándose así la ejecución.