AGUASCALENTENSE MUERTO AHOGADO RIO BRAVOAGUASCALIENTES, AGS.- Un joven originario de Aguascalientes falleció ahogado en el Río Bravo al pretender cruzarlo cuando iba en busca del “sueño americano” en compañía de un amigo, que logró sobrevivir.

El fallecido respondió al nombre de José Morales Salazar, que tuvo su último domicilio en la calle Lomas del Mezquite número 127 del fraccionamiento Lomas de Oriente en esta capital.

Sus hermanos Alejandro, de 31 años y Maribel Morales Salazar, acudieron a Río Bravo, Tamaulipas, para reconocer y reclamar su cuerpo, tras de lo cual iniciaron los trámites correspondientes para traerlo a esta ciudad y darle cristiana sepultura.

Ambos fueron acompañados por su amigo Jorge Omar Martínez Hernández, que iba con José al momento de los trágicos hechos.

El propio Jorge Omar declaró que junto con José abandonaron su tierra natal, Aguascalientes, con la intención de cruzar a los Estados Unidos para trabajar y ganar unos dólares para ayudar a sus familias.

Manifestó que primero llegaron a la ciudad de Reynosa y luego continuaron su camino hasta Río Bravo, donde cruzarían al vecino país del norte, pero siguieron hasta llegar a la Villa de Nuevo Progreso.

Ahí, estuvieron estudiando la forma sobre cómo poder cruzar hacia Estados Unidos.

Jorge Omar explicó que llegaron a la altura de la calle Río Bravo y se encaminaron hacia el río, decidiendo que lo cruzarían a nado alrededor de las siete de la noche.

Dijo que luego de armarse de valor se lanzaron al agua y nadaron hasta la otra orilla, ya del lado norteamericano, pero que al arribar se percataron de la presencia de la patrulla fronteriza y decidieron regresar al lado mexicano.

Fue en esos momentos que José fue arrastrado por la corriente y desapareció, mientras que Jorge Omar, al sentirse débil de tanto nadar, buscó protegerse con un mezquite cerca de la orilla.

Al reaccionar, se dio cuenta que ya no estaba su amigo, por lo que decidió regresar a buscarlo, pero ya no lo encontró y salió del río para ir a pedir ayuda a una gasolinera, cuyos empleados dieron aviso a las autoridades, que auxiliaron a Jorge Omar e iniciaron la búsqueda de José.

Posteriormente, el cuerpo del aguascalentense flotó en las aguas del Río Bravo ya sin vida, por lo que fue rescatado y se dio aviso a su familia de su fatal desenlace.

Los hermanos del fallecido se trasladaron hasta Río Bravo para identificar el cadáver, lo cual hicieron el pasado martes 1 de octubre alrededor de las dos de la tarde, por lo que solicitaron a las autoridades la entrega del cuerpo para trasladarlo a su tierra natal y darle cristiana sepultura.