Foto: www.zacatecasonline.com.mx

GUADALUPE, ZAC.- Un vendedor de duros y frituras fue asesinado degollado en esta localidad al parecer para asaltarlo, tras de lo cual comenzó a ser devorado por algunos perros, que le fueron quitados de encima por los policías que intervinieron en el hecho.

El homicidio ocurrió el miércoles 24 de noviembre, poco antes de las cuatro de la tarde, en la comunidad Martínez Domínguez, perteneciente a Guadalupe.

El comerciante circulaba por la carretera federal 45 en un triciclo en color azul, en el que llevaba los duros y frituras que vendía, cuando de pronto fue interceptado por unos sujetos, cerca de la tienda Aurrera.

Los individuos forcejearon con el ofendido y lo arrastraron unos metros hacia un camino de terracería, donde lo asesinaron degollándolo con un arma blanca para luego escapar.

Las autoridades recibieron reportes sobre una persona tirada en dicho lugar y los primeros que acudieron al sitio fueron oficiales de la Policía Municipal, que encontraron al agredido ya sin vida.

Además, se dieron cuenta que estaba siendo devorado por algunos perros, por lo que tuvieron que quitárselos de encima.

Los uniformados comprobaron que el hombre tenía el rostro desfigurado por las mordidas de los canes y la cabeza casi desprendida del resto del cuerpo por la herida que le provocaron sus victimarios.

El cuerpo yacía boca arriba, con bastante sangre en el rostro. Las heridas por los colmillos de los perros que lo devoraban eran muy notorias.

Además, parte de su ropa estaba desabrochada y fuera de lugar.

Agentes de la Policía de Investigación realizaron las primeras pesquisas y presumieron que el móvil del homicidio sería el robo.

Elementos de Servicios Periciales levantaron el cuerpo del fallecido y lo trasladaron al Instituto Zacatecano de Ciencias Forenses para la práctica de la necropsia de ley.