AGUASCALIENTES, AGS.- Frustran elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado un nuevo intento de extorsión telefónica, en la cual una mujer fue engañada al creer que tenían secuestrada a su hija y pretendía realizar el depósito de 10 mil pesos para su liberación, sin embargo, gracias a la oportuna respuesta de los elementos estatales no se realizó dicha transacción.

Los hechos se registraron alrededor de las 14:33 horas, cuando los oficiales estatales realizaban sus labores de vigilancia por calles del fraccionamiento Ojocaliente I, cuando en determinado momento, al circular por la avenida Ojocaliente, en el cruce con la calle Cotorinas, se percataron de la presencia de una mujer que les hacía señas para que se detuvieran.

Al hacerlo, quien dijo llamarse Irene, de 56 años de edad les indicó que había estado recibiendo una serie de llamadas telefónicas del número 3336729440, en las cuales un sujeto que dijo ser integrante de un grupo delictivo, aseguró que tenía secuestrada a su hija y su la quería ver con vida tenía que depositar 10 mil pesos.

Ante esto, ella se dio a la tarea de reunir el dinero como pudo y se trasladó a una farmacia Guadalajara donde realizaría el depósito, pero al ver la patrulla de la Policía Estatal, decidió solicitar su ayuda.

En ese momento los elementos se dieron a la tarea de localizar a la hija de la afectada, quien fue encontrada en su casa, por lo cual Irene fue llevada con ella y ambas agradecieron el apoyo de los oficiales.