OAGUASCALIENTES, AGS.- Un ayudante de albañil está al borde de la muerte luego de ser baleado por un reincidente delincuente conocido como “El Keko”, la tarde de ayer en la comunidad de Calvillito.

El agredido fue ingresado de urgencia en el Hospital 2 del IMSS, donde su estado de salud se reportaba como delicado, mientras que su atacante se dio a la fuga pero ya está plenamente identificado.

El baleado es Guadalupe Medina García, “El Lupe”, vecino de la calle 5 de Mayo del Barrio de Los Gámez, en Calvillito, que presentaba dos heridas producidas por proyectiles disparados por arma de fuego en la cabeza.

El que lo agredió es Sergio Medina Medina, “El Keko”, de 25 años y con domicilio en la misma comunidad, declarado prófugo de la justicia.

BALEADO EN CALVILLITO_04Este tipo ya había sido detenido en dos ocasiones en Calvillito en octubre del 2014: la primera vez el domingo 12 por policías estatales por desmantelar un pozo agrícola y la segunda el martes 23 por agentes ministeriales en posesión de un arma de fuego calibre 32 con 10 cartuchos útiles.

Información recabada por NOTICIERO “EL CIRCO” en el lugar de los hechos, permitió conocer que el pasado viernes “El Keko” estaba causando escándalo en dicha población y que hizo alrededor de 30 detonaciones con un arma de fuego, por lo que fue reportado a las autoridades pero no detenido.

Este sábado se encontró con un vecino y lo amagó con la pistola, un revólver, e incluso la accionó, pero no traía cartuchos útiles.

BALEADO EN CALVILLITO_05Minutos antes de las dos de la tarde, “El Keko” se encontró con “El Lupe” en un arroyo cercano a la calle 5 de Mayo y lo agredió disparándole a corta distancia, por lo que lo lesionó de gravedad.

Tras lo ocurrido, Sergio se dio a la fuga por un camino de terracería, mientras que Guadalupe era auxiliado por unos vecinos y acercado a un domicilio, reportando los hechos a los servicios de emergencia.

Instantes después, al lugar acudieron policías preventivos y paramédicos municipales, que le brindaron los primeros auxilios y lo trasladaron de urgencia al nosocomio del IMSS ya que su vida corría peligro por los balazos recibidos.

Los oficiales fueron enterados sobre quién era el agresor, por lo que fueron en su búsqueda, pero no lo encontraron.

Al lugar también acudieron las autoridades ministeriales para iniciar las investigaciones correspondientes y sumarse a la búsqueda del pistolero, aunque sin éxito.