· La tragedia sucedió en Calvillo, Aguascalientes; se investiga un probable suicidio

CALVILLO, AGS.- Un hombre falleció de manera instantánea luego de que fue brutalmente atropellado por una camioneta en el municipio de Calvillo y a la cual se le habría atravesado de manera intencional, por lo que las autoridades ministeriales investigan si se pudiera tratar de un suicidio.

El ahora occiso fue identificado como Antonio Lugo Méndez, de 55 años de edad y que vivió en la colonia Liberal del citado Ayuntamiento calvillense.

El trágico accidente que le costó la existencia ocurrió minutos después de las nueve de la noche del sábado 30 de diciembre sobre el boulevard Rodolfo Landeros Gallegos, a la altura de la Virgen de la Medallita y/o carretera 70 Poniente, kilómetro 47, frente al Salón Huejucar.

De acuerdo a los informes obtenidos, el hombre caminaba por el sitio junto con algunos de sus familiares cuando repentinamente les comentó que ya se sentía cansado y enseguida atravesó la vialidad sin ninguna precaución, aparentemente con toda la intención de ser atropellado por algún vehículo.

Por tal motivo, sobre los carriles de circulación Calvillo a Ojocaliente fue impactado fuertemente por una camioneta Toyota, tipo Pick-Up, modelo 1985, color rojo y con placas de circulación de Aguascalientes, cuyo conductor no alcanzó a esquivarlo ni a frenar su marcha ya que le salió al paso de repente.

Por la velocidad que llevaba la unidad de motor, el hombre fue proyectado varios metros hacia el frente y quedó tirado sobre la cinta asfáltica, afrontando una muerte instantánea.

Los familiares de Antonio y otros automovilistas fueron testigos del atropello, por lo que de inmediato llamaron a los servicios de emergencia para reportar los hechos y solicitar ayuda para el peatón.

Al cabo de unos instantes arribaron oficiales de la Policía Municipal calvillense y paramédicos del ISSEA en la ambulancia ECO-335, que revisaron a Antonio y verificaron que ya no presentaba signos vitales, por lo que lo declararon muerto.

La zona fue acordonada por los uniformados para cuidar el escenario de los hechos y posteriormente llegaron agentes de la Policía Ministerial y elementos de la Dirección de Investigación Pericial para realizar las diligencias correspondientes y trasladar el cadáver al Servicio Médico Forense a fin de que se le practicara la necropsia de ley.