TRAILERPABELLON DE ARTEAGA, AGS.- Aparatoso choque entre dos tráiler fue el que se registró la mañana del viernes 15 de mayo en el municipio de Pabellón de Arteaga, donde a pesar de los cuantiosos daños materiales generados, no se registraron personas lesionadas.

Fue alrededor de las 06:45 horas cuando Enrique Guzmán Villegas, de 51 años de edad, vecino de la calle Andrés Quintana Roo, en el municipio de Salvatierra, Guanajuato, se desplazaba por la carretera federal 71.

Esto a bordo de un tráiler marca Freightliner blanco, con número económico 34 y placas de circulación 196EH7 del Servicio Público Federal, con doble remolque, propiedad de la empresa Cementos Cruz Azul, en dirección de sur a norte.

Sin embargo, al momento de llegar a la altura del kilómetro 10 aproximadamente, cerca de la Zona de Tolerancia conocida como “El Charquito”, en Pabellón de Arteaga, aparentemente se quedó dormido y eso generó que perdiera el control del volante, tras lo cual se proyectó hacia su lado izquierdo, brincó el camellón que se encuentra en el lugar, atravesó los carriles contrarios de circulación y terminó por caer en un vado a un costado de la carretera, obstruyendo totalmente los carriles de norte a sur.

En ese momento se desplazaba en esa dirección otro tráiler, marca Kenworth, blanco, con placas 037EH8 del Servicio Público Federal, propiedad de la misma empresa, cuyo conductor, Rolando Montes Tena, de 54 años de edad, con domicilio en la calle Crisantemo, en la comunidad de Margaritas, en la municipalidad de Jesús María, de pronto observó una densa nube de polvo, ante lo cual aplicó los frenos, pero no pudo evitar impactarse contra la primera unidad, por lo cual terminó volcado sobre su costado derecho, así como los dos remolques que llevaba.

Otros automovilistas que circulaban por la zona dieron aviso al Servicio de Emergencia, por lo que se trasladaron a este punto policías municipales de Pabellón de Arteaga, así como paramédicos del ISEA y elementos de la Policía Federal, quienes se dieron a la tarea de atender a los conductores de ambos camiones, que resultaron milagrosamente ilesos, tras lo cual fue cerrada a la circulación la carretera por varias horas hasta que lograron retirar las unidades siniestradas.