• Talleres de repostería, preparación de productos de limpieza y huertos urbanos se ofrecen a la ciudadanía
  • Los aprendizajes se traducen en ahorros a las familias y en oportunidades para obtener ingresos

DSC_4570-WEBJESUS MARIA, AGS.- Dieron inicio en el municipio de Jesús María los cursos y talleres que forman parte del programa Hábitat de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (SEDATU) Federal, ofreciendo espacios de capacitación a los habitantes de este Ayuntamiento.

Con una inversión de más de dos millones de pesos, de los cuales poco más de un millón es recurso aportado por la administración municipal, la ciudadanía cuenta con la opción de inscribirse a las capacitaciones en materia de elaboración de productos de limpieza, huertos urbanos y repostería, entre otros.

Al respecto, el titular de la SEDATU Municipal, Noel Mata Atilano, comentó que estos cursos benefician a más de 800 habitantes, quienes elevan su autoestima y se ocupan en actividades que les pueden generar ahorros o la oportunidad de emprender un negocio.

“Vemos que la gente puede elevar su autoestima al adquirir conocimientos y las personas se sienten productivas, además el aprendizaje les proporciona la oportunidad de generar ahorros en su hogar al saber hacer las cosas ellos mismos, inclusive pueden emprender algún negocio aplicando lo que aprenden”, indicó.

Mata Atilano destacó la aportación municipal para la realización de estos cursos y talleres, pero también agradeció la parte de recursos que dirige la Federación para que se puedan llevar a cabo estas actividades.

“Es importante la aportación que el Municipio puso para este programa, fue más de un millón de pesos; el programa se maneja de esta forma, la Federación aporta una parte y nosotros otra, en esta ocasión ellos pusieron más de un millón y medio y en conjunto nos permite beneficiar a más gente”, afirmó.

Finalmente, Noel Mata Atilano invitó a la población a acercarse a las oficinas de la SEDATU Municipal para inscribirse a cualquier curso que sea de su interés, pues aún quedan espacios en algunos de los talleres.