Valemadrísmo de Reynaldo Delgadillo por resolver la inseguridad en su municipio…

Calera. Zac- A más de 70 días de haber tomado protesta como Alcalde de esta localidad Reynaldo Delgadillo, quien se hace llamar “El Rey”, ha dado más pena que resultados en favor de la población.

Luego del marcado valemadrísmo del alcalde por resolver los problemas de inseguridad que aquejan a los calerenses y se ha dedicado más a turistear con el pretexto de que está consiguiendo más presupuesto para su municipio.

Poco le importa atender a la ciudadanía que va a buscarlo o que la cita en su oficina pues si bien les va, tienen que esperarlo dos horas. Además de tolerar que su recepcionista este viendo telenovelas en la pantalla de plasma que tienen para la “visita” en vez de hacer su trabajo.

Nuevamente la delincuencia se burla de sus estrategias de seguridad y lo deja como el hazme reír, luego de que tres sujetos intentaran ejecutar a una persona a dos cuadras de la presidencia municipal.

Los hechos ocurrieron cerca de la 5 de la tarde luego de que un sujeto, al parecer, identificado como Francisco Prieto, alias “El Canadá”, vecino de San Judas Tadeo de esta cabecera municipal, fuera agredido en la calle principal que cruza este municipio.

Según las primeras versiones, “El Canadá” circulaba en dirección de sur a norte sobre la calle 5 de Mayo y a la altura de una parada de camiones fue interceptado por dos sujetos a bordo de una camioneta Cherokee verde botella, en una primera acción intentaron subirlo a la fuerza pero no lo lograron, llegando en ese momento otro sujeto a bordo de una bicicleta, quien de una patada lo tiro al piso enseguida uno de los dos tripulantes del vehículo lo agarró a patadas en el piso y posteriormente de entre sus ropas saca un arma y la acciona varias veces.

Las personas que caminaban por el lugar dieron aviso al servicio de emergencia 911, reportando la agresión armada a la operadora.

Elementos de la policía municipal y Ministerial acudieron a confirmar el reporte y encontraron a Francisco tirado sobre el arroyo vehicular con una herida de bala en el brazo derecho y otra, al parecer, en el abdomen, por lo que de inmediato fue trasladado a un nosocomio para ser estabilizado y posteriormente llevarlo a un hospital en la capital zacatecana.

Elementos de periciales fijaron los indicios en el lugar y posteriormente lo retiraron para llevarlos al SEMEFO e integrarlos a la carpeta de investigación.