DSCN7535AGUASCALIENTES, AGS.- Un hombre resultó lesionado gravemente al pretender suicidarse arrojándose de la planta alta de su casa en la comunidad Cañada Honda, ignorándose hasta el momento los motivos que lo orillaron a pretender acabar con su existencia.

Con la caída resultó seriamente lastimado, por lo que tuvo que ser internado de urgencia en el Hospital Tercer Milenio.

El frustrado suicida fue identificado como Adalberto Martínez Rodríguez, de 33 años y con domicilio en la casa marcada con el número 12 de la calle Guadalupe Posada de la población mencionada, que es de dos niveles.

Los hechos ocurrieron precisamente en esa dirección, alrededor de las once de la noche con cincuenta minutos del pasado viernes 2 de agosto.

De acuerdo a la información recabada al respecto, Adalberto se hallaba en su vivienda en compañía de sus familiares, cuando en determinado momento comenzó a sentirse desesperado y llegó al grado de decidir suicidarse.

Para conseguir su cometido, subió al segundo piso y desde lo alto se arrojó al vacío, hacia la calle, desde varios metros de altura, por lo que se estrelló espantosamente contra el piso y resultó con lesiones de gravedad, aunque, de momento, no logró su propósito de matarse.

Ninguno de sus familiares esperaba que fuera a realizar tal acción, por lo que tras lo sucedido, al verlo seriamente lastimado, de inmediato se comunicaron a los servicios de emergencia para pedir ayuda.

Los primeros que llegaron al sitio fueron oficiales de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal comisionados en Cañada Honda, que confirmaron el intento de suicidio, y luego arribaron los paramédicos del ISSEA en la ambulancia ECO-330.

Los técnicos en urgencias médicas le brindaron los primeros auxilios y le diagnosticaron fracturas en diferentes partes del cuerpo, por lo que de urgencia lo canalizaron al nosocomio mencionado para que fuera atendido por los galenos en turno, siendo reportado su estado de salud como delicado.

Los uniformados, mientras tanto, entrevistaron a los parientes de Adalberto, que les refirieron que desconocían las razones por las que intentó escapar por la puerta falsa, además de que nunca antes había pretendido hacerse daño.