AGUASCALIENTES, AGS.- Un joven que tenía algunos días desaparecido fue encontrado muerto y en estado de putrefacción semi-enterrado en el bordo Santa Elena, al oriente de la ciudad.

Se trata de Miguel Ángel Echeverría Reyes, de 25 años de edad.

El miércoles 28 de abril salió de su casa tras haber sostenido una pelea con su esposa y desde entonces ya no se volvió a saber de él.

El domingo 2 de mayo su mamá acudió a la Fiscalía General del Estado para denunciar su desaparición, estableciéndose que era adicto a las drogas.

El joven fue hallado sin vida el lunes 3, poco antes de las 19:00 horas, en el citado bordo Santa Elena, ubicado a espaldas de los fraccionamientos Hojarasca y Palomino Dena.

Lo halló Pedro Rivas Delgado, que pasó por el sitio junto con su mujer ya que llevaron a pasear a su hijo y a comer unas frituras.

El cuerpo del joven, en estado de descomposición, yacía en medio del bordo, boca abajo y con los brazos extendidos.

Estaba semi-enterrado y vestía playera en color rojo y pantalón gris de mezclilla, además de que llevaba una mochila.

Policías municipales y paramédicos del ISSEA confirmaron el hallazgo y posteriormente personal de Servicios Periciales trasladó al SEMEFO el cadáver para la práctica de la necropsia de ley a fin de determinar el tiempo y las causas de muerte.