• La mamá del infante ya interpuso la denuncia correspondiente y el caso es investigado por la PGJE y el IEA

IMG-20131203-WA0005AGUASCALIENTES, AGS.- Investigan la Procuraduría de Justicia y el Instituto de Educación de Aguascalientes (IEA) la delicada denuncia que interpuso una madre de familia en contra del conserje de un kínder ubicado en plena zona centro de la ciudad, ya que, presuntamente, atacaba sexualmente a su pequeño hijo en los baños del plantel, sin que la directora atendiera los reclamos de la querellante.

De acuerdo a lo que comentó la desesperada mujer, el pasado mes de junio del 2012, cuando su hijo estaba por concluir el primer año de kínder en el plantel ubicado en la calle Juan de Montoro, comenzó a notar cambios de humor y de actitud en el pequeño.

Lo que más le llamó la atención es que el niño, que actualmente cuenta con 5 años de edad, ya controlaba sus necesidades de ir al baño y de pronto comenzó a ensuciar su ropa nuevamente, se volvió más retraído, pues ya no quería ir solo al sanitario, lo cual le llamó la atención, por ello comenzó a cuestionar al infante.

El menor siempre respondía que no tenía nada, pero la madre sabía que algo andaba mal y le comentó a la directora del plantel, Margarita Caudillo, que su hijo había sufrido estos radicales cambios al entrar a la escuela, por lo que ella se justificó de varias maneras y le ofreció que lo llevara a la ludoteca para que platicaran con él.

La madre aceptó y tras las vacaciones, el niño parecía haberse recuperado totalmente, por lo que volvió a hacer su vida normal, sin embargo, en cuanto se reinició el ciclo escolar, volvieron los problemas, pues volvió a ensuciar su ropa, principalmente porque no quería ir al baño.

En una ocasión, el pequeño llegó llorando a casa y su mamá le preguntó el motivo, por lo que le comentó que tenía dolor en sus genitales y al revisarlo ella notó que estaba rosado, pero desconocía las causas, principalmente por la negativa del pequeño a cada cuestionamiento que le hacía.

Lo que encendió los focos de alarma en la mujer, fue que el niño lloraba mucho cuando lo llevaba a la escuela, se ponía nervioso cuando veía al conserje, al cual identifica como Alfonso “N”, de 45 años.IMG-20131203-WA0003

En alguna ocasión, en la calle se encontraron con este sujeto y la reacción del infante fue muy extraña, ya que se escondió detrás de su madre y jamás le quitó la vista de encima al conserje.

Al ver que no había mejoría en el pequeño, la madre le comentó a la directora que lo llevaría con un psicólogo fuera del plantel, pero la funcionaria le comentó que no era necesario y al mencionarle sobre lo que había sucedido con el empleado de mantenimiento del plantel, su respuesta fue tajante al señalar que era una persona de toda su confianza y que era incapaz de hacer algo a los niños.

Sin embargo, la madre de familia, molesta por esta forma de defender al sujeto, que ya sospechaba le había hecho algo a su hijo, decidió llevarlo con una psicóloga, quien tras varias sesiones logró ganarse la confianza del pequeño y éste le confesó el infierno que había estado sufriendo desde hace casi año y medio.

En su narración, el infante explicó que era cuando iba al baño que se encontraba con el conserje, el cual lo atacaba con su mano y lo amenazaba con que no dijera nada, ya que de lo contrario lo pasaría muy mal.

El menor, temiendo que pudiera hacerle algo peor, decidió guardar silencio, pero los ataques se repitieron en varias ocasiones, hasta que decidió comentarlo a la psicóloga, quien explicó a la madre lo sucedido.

Ella sin dudarlo decidió trasladarse a las instalaciones de la Policía Ministerial, donde interpuso la denuncia correspondiente en contra del empleado, por lo que se ha iniciado ya una investigación por parte de la PGJE, así como del IEA, que también fue enterado del delicado caso.