POLICIA FEDERALCIUDAD DE MEXICO.- En el marco de la Estrategia Nacional Antisecuestro, elementos de la División de Investigación de la Policía Federal adscritos a la Comisión Nacional de Seguridad, rescataron a una víctima de secuestro y detuvieron a seis probables responsables, quienes al parecer están relacionados con cuatro averiguaciones previas por otros plagios.

Trabajos de investigación, en seguimiento al secuestro de dos estudiantes ocurrido en agosto del año pasado en Tlalpan, Ciudad de México, y con la información obtenida durante las pesquisas, policías federales obtuvieron los primeros datos sobre la posible ubicación de los presuntos delincuentes en la delegación Venustiano Carranza, de la Ciudad de México.

A fin de identificar su paradero, personal de la corporación desplegó un esquema de vigilancia y rastreo en dicha demarcación, lo que permitió ubicar un domicilio en la colonia Revolución donde se reunían varios sujetos que coincidían con las características descritas en las investigaciones.

Dichas indagatorias hicieron posible que los efectivos federales liberaran a un hombre que se encontraba secuestrado desde el martes 12 de abril, a quien de inmediato se le brindó la atención necesaria para salvaguardar su integridad.

Sin realizar disparo alguno, se detuvo a cuatro hombres y dos mujeres, entre quienes se encuentra el presunto jefe del grupo delictivo y encargado de planear los plagios.

Se sabe que el modo de operar del grupo delictivo consistía en hacer recorridos en zonas de nivel socioeconómico alto, donde seleccionaban a sus víctimas por el tipo de auto que conducían, principalmente vehículos de modelo reciente.

Una vez que escogían a las víctimas, las interceptan obligándolas a descender de sus vehículos para introducirlas a otro y ser llevadas a la casa de seguridad.

Encontrándose en cautiverio, las víctimas eran interrogadas acerca de sus bienes y capacidad económica de sus familias, exigiendo fuertes cantidades de dinero a cambio de su liberación.

Los períodos de cautiverio oscilaban entre 9 a 19 días, en los que obtenían el mayor dinero posible.

La zona de liberación era en las demarcaciones Benito Juárez y Cuauhtémoc de la Ciudad de México, así como en el municipio de Ecatepec, Estado de México.

Por su probable responsabilidad en los delitos de privación ilegal de la libertad, en su modalidad de secuestro, los seis detenidos quedaron a disposición del Agente del Ministerio Público de la Federación para continuar con las investigaciones.