SONY DSC

SONY DSC

AGUASCALIENTES, AGS.- Personal de la Policía Ministerial del Estado cumplimentó una orden de aprehensión en contra de Juan Carlos Navarro Gallegos, apodado “La Cócona”, señalado como probable responsable del delito de corrupción de menores y abuso sexual equiparado, por lo que el Juzgado Mixto de Primera Instancia con sede en el municipio de Jesús María fue el encargado de otorgar la orden judicial.

Cabe destacar que “La Cócona” había sido internado al penal en el mes de abril del año 2013, toda vez que el mismo Juzgado de Jesús María había otorgado una orden de aprehensión por el delito de corrupción de menores y abuso sexual equiparado en contra de una menor de 15 años, posteriormente se le dictó el auto de formal prisión comenzando el proceso penal; durante el desarrollo del juicio, Juan Carlos solicitó un recurso de amparo el cual fue otorgado por el Juzgado Cuarto de Distrito del Centro Auxiliar de la Novena Región, con sede en el municipio de Zacatecas, en el que resolvió conceder al entonces detenido dejar insubsistente el auto de formal prisión, por lo que se le otorgó su libertad.

Del mismo modo, el agente del Ministerio Público apeló dicha decisión judicial, por lo que de nueva cuenta integró la averiguación previa aportando más elementos de prueba con relación a la culpabilidad de Juan Carlos Navarro Gallegos y volviendo a solicitar la orden de aprehensión.

Finalmente, el Juzgado Penal con sede en el municipio de Jesús María volvió a otorgar la respectiva orden siendo cumplimentada de nueva cuenta por los agentes ministeriales, enviando de nueva cuenta al CERESO al probable responsable.

Con relaciona los hechos que  provocaran la detención de Juan Carlos Navarro Gallegos, tuvieron verificativo el 24 de febrero del año 2013, cuando la afectada se quedó de ver con el detenido en la Zona Centro de Jesús María para ir a comer, toda vez que días antes “La Cócona”, había planeado llevar a la joven a tomar algunas cervezas y abusar de ella.

Con la idea en su mente, “La Cócona” le comentó a su víctima que fueran a comer mariscos a un restaurante de la Zona Centro del vecino municipio, ahí la joven se tomó dos cervezas, preguntándole a Juan Carlos por qué no se tomaba una bebida, a lo que contestó que no podía porque estaba “jurado”, por lo que sólo ingirió un refresco.

Concluida la comida, se trasladaron a la zona de la Expo-Plaza en esta ciudad capital donde Juan Carlos llevó a la joven a tomar unas micheladas, siendo dos las que ingirió la víctima según declaró ante el agente del Ministerio Público, donde al salir la joven le dijo a su victimario que se sentía un poco mareada, por lo que el agresor le dijo que abordaran un taxi que los llevara a Jesús María; pero en el trayecto el hoy detenido le dijo al chofer que los llevara a un hotel para que la joven se recostara y descansara y poderla  llevar a su domicilio; la joven aceptó la propuesta y se dirigieron a un hotel con razón social San Marcos ubicado en la Zona Centro de Jesús María.

En su declaración aseguró la joven afectada que al bajar del taxi, “La Cócona”, se dirigió a una tienda y compró una botella de licor, posteriormente ingresaron al hotel solicitando una habitación; ya en el interior la joven le dijo a su agresor que seguía sintiéndose muy mal por lo que el hoy detenido le dijo que le diera dos tragos a la botella y que con eso se sentiría mejor; sin pensarlo la menor ingirió la bebida ofrecida por su agresor lo que provocó que perdiera el conocimiento, momento que aprovecho “La Cócona”, para despojarla de sus ropas y abusar de ella, recobrando el conocimiento en el interior del Hospital Tercer Milenio, donde era atendía.

En su declaración, la madre de la joven aseguró que la madrugada del lunes 25, unas vecinas le fueron a hablar para decirle que su hija estaba muy mal por lo que al salir de su casa y observar a su hija sentada y recargada en una cortina de una tienda de abarrotes se percató que estaba muy agresiva, la mirada perdida y no respondía, solicitado inmediatamente una ambulancia, cuyos paramédicos la trasladaron al nosocomio en cuestión, donde los médicos le indicaron que su hija se encontraba bajo algún estupefaciente dando aviso inmediatamente a la Policía Ministerial.

Al día siguiente que la joven recobró la conciencia pudo presentar su denuncia, indicando que había sido Juan Carlos alias “El Cócona”, quien le había llevado al hotel y le dio  de beber cerveza y alcohol sin recordar más; con esta información los agentes ministeriales se abocaron a la ubicación de Juan Carlos, quien fue localizado en su domicilio de la calle Tomas Luna de la colonia Benigno Chávez, perteneciente al municipio de Jesús María, donde le indicaron que los acompañara toda vez que estaba señalado en una averiguación en su contra.

Al arribar y ser puesto a disposición del AMP, Juan Carlos preguntó de qué se le acusaba, manifestando el agente del Ministerio Público que una menor lo señalaba como el responsable de haberle dado a beber alcohol y abusar de ella, por lo que “La Cócona” aceptó los cargos, indicando que la versión que dio la joven era cierta y que después de sostener relaciones en el hotel y como la joven seguía mal, decidió pedir un taxi y llevarla a su domicilio donde la abandonó afuera de una tienda de abarrotes para dirigirse a su domicilio y pasar la noche, hasta el día de su captura.

Por su parte, el agente del Ministerio Público solicitó una orden de arraigo la cual fue concedida  por un juzgado penal, lo que obligó a que “La Cócona” quedó interno en la entonces casa de arraigos hasta la conclusión de la medida precautoria; posteriormente el Juzgado de Jesús María otorgó la orden de aprehensión por lo que Juan Carlos Navarro Gallegos quedó interno en el reclusorio de la salida a Calvillo.

Con esta nueva captura se espera que en los próximos días se resuelva la situación penal de “La Cócona” y sea procesado por los delitos de corrupción de menores y abuso sexual equiparado.