• Ante la ineficiencia de la Policía Municipal y la indiferencia del Alcalde por mejorarla, este sujeto abusó sexualmente de su hija y luego la asesinó
  • La madre de la niña reportó a su pareja cuando se la llevó, pero no le hicieron caso
  • y al regresar los policías demoraron 20 minutos en responder al reporte

 foto1--El padre de la niña el presunto responsable del homicidioLAGOS DE MORENO, JAL.- La ineficiencia de la Policía Municipal y la indiferencia del Presidente Municipal, terminaron por provocar una terrible tragedia, pues nunca atendieron el llamado de auxilio de una mujer que advirtió a las autoridades cuando su pareja se llevó a su hija y no le hicieron caso, peor aún cuando regreso a su casa a amenazarla de muerte fueron los vecinos quienes lo detuvieron y apunto estuvieron de lincharlo.

Se trata de José Luis Luna Santana, alias “El Padrino” y/o “El Mejis”de 44 años de edad, quien era el padre biológico de la menor Citlali, de apenas siete años de edad, cuyo cuerpo fue encontrado el pasado sábado desmembrado y casi decapitado dentro de una maleta en la colonia San Miguel.

Su captura se llevó a cabo el pasado domingo alrededor de las cinco de la tarde, cuando este enfermo sujeto llegó a su domicilio ubicado en la Privada Luis Moya a la altura del número 249, en determinado momento, éste sujeto comenzó a discutir con su esposa y tras salid de la casa a gritar como loco, lo cual llamó la atención de los vecinos que salieron de sus casas.

foto3-El presunto responsable fue entregado a las autoridadesGrande fue su sorpresa cuando escucharon que le gritaba a su mujer que iba a sufrir lo mismo que su hija que ya descansaba en paz, pues la iba a matar también y agregó que como ella no había querido tener sexo con él, la niña pagó el precio, asimismo, como su oficio es hacer pizzas, le advirtió que la iba hacer pedacitos y la iba a colocar en uno de sus productos, para luego lanzar a las ventanas de la casa todo lo que tenía a su alcance.

Los vecinos alarmados llamaron a la policía, pero al no encontrar respuesta decidieron intervenir ellos mismos, en ese momento sacaron a la mujer de la casa, mientras el homicida se subía a la azotea para lanzar piedras a quienes se acercaron, fueron un grupo de jóvenes quienes se arriesgaron y subieron a la azotea.

A pesar de que José Luis estaba armado con un cuchillo, no desistieron y lograron derribarlo de un ladrillazo en la cabeza, luego de esto lo bajaron de la casa y a punto estuvieron de lincharlo, ya habían pasado más de 20 minutos cuando llegaron oficiales, que lograron rescatarlo de la turba y lo trasladaron ante el Agente del Ministerio Público.