ZACATECAS, ZAC.- A dos días de haber realizado una revisión en las diferentes áreas del Centro Penitenciario Cieneguillas, la tarde de este martes se suscitó una riña en el área de población general resultando 15 internos muertos y otras seis personas heridas en el lugar, mismos que fueron trasladados a recibir atención médica al hospital general de esta ciudad, donde uno de ellos perdió la vida al recibir atención médica.
Es de llamar la atención este hecho, ya que durante el sábado y el domingo autoridades de Seguridad Pública del Estado llevaron a cabo revisiones donde aseguraron puntas y varios artefactos ilegales.
La pesadilla comenzó a las 14:30 horas cuando se desarrollaba la hora de visita en El Cerezo cuando se suscitó la riña entre los internos.
Todo era un caos, un corredero de gente por todos lados, cuando se empezaron a escuchar disparos de arma de fuego en el lugar, los custodios trataban de ubicar a toda Costa a los presuntos pistoleros, siendo negativo.
Repentinamente se empezaron a ver personas tiradas en los corredores y en los patios desangrándose.
Gracias a la pronta reacción de las autoridades policiacas del estado y de la federación se logró controlar la situación cerca de las 5 de la tarde.
El secretario de seguridad pública en rueda de prensa dio a conocer que 15 personas habían perdido la vida en el lugar y que otras seis habían sido trasladadas a recibir atención médica minutos después una de ellas perdería la vida aumentando el número de muertos a 16.
El jefe policiaco informó que se aseguraron 4 armas de fuego cortas y que cuando arribaron al Cereso los elementos aún escucharon disparos detonaciones, logrando asegurarle a un de los internos una de ellas.
Así mismo informó que las causas de muerte de las personas fue con arma blanca y arma punzocortante.
Extraoficialmente se supo que varios de los occisos fueron degollados.
Al lugar arribaron peritos del instituto Zacatecano de ciencias forenses y elementos de la Policía Ministerial quienes abrieron la carpeta de investigación correspondiente, y se investigará de qué forma ingresaron las armas al centro penitenciario.
Elementos de la Policía Estatal y la metropol se quedaron en forma permanente para reforzar la seguridad y llevar a cabo más revisiones para detectar y asegurar objetos prohibidos.