• Le abría paso a un taxista que llevaba a una mujer a un hospital pero chocó contra el camellón central y un poste de luz y luego fue atropellado por un auto

19_60_01_472_MUERE OFL SSPM ACCIDENTE MOTOPATRULLA SOLIDARIDAD I_PORTADAAGUASCALIENTES, AGS.- Un sub-oficial de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal murió tras accidentarse en su moto-patrulla en el fraccionamiento Solidaridad I, ya que se estrelló contra el camellón central y un poste de alumbrado público para luego caer al piso y ser atropellado por un automovilista, cuando le abría paso a un taxista que llevaba a una mujer a recibir atención médica al Hospital Tercer Milenio ya que sufría de ataques de epilepsia e iba inconsciente.

Aún con vida, el oficial fue llevado a recibir atención al nosocomio referido y luego al Hospital 2 del Seguro Social, donde finalmente dejó de existir horas después del lamentable accidente.

El sub-oficial respondió al nombre de Jorge de Ávila Zavala y contaba con 33 años de edad.

La SSPM lamentó su muerte e informó que le sobreviven su esposa e hijos.

A través de un comunicado, precisó que el sub-oficial ingresó a la corporación en abril de 1998 y que contaba con varios cursos, entre los que destacaron “México Seguro una Visión Compartida”, “Conservación del Lugar de los Hechos”, “Leyes y Reglamentos de Seguridad Pública”, “Instrucción Policial”, entre otros.

El accidente que le costó la existencia ocurrió el lunes 14 de abril, alrededor de las 14:38 horas, sobre la avenida Siglo XXI, a la altura de la calle Unidad, en el Solidaridad I, a unos cuantos metros del cruce con la salida a San Luis Potosí.

El uniformado tripulaba la moto-patrulla 0167 del Grupo Motorizado Centauros, una Yamaha, de 600 centímetros cúbicos, en color blanco, con placa de circulación ACH-72.

El sub-oficial estaba comisionado a la Delegación Jesús Terán Norte y mientras cumplía con sus recorridos de vigilancia, el chofer del taxi número 3711 le solicitó apoyo para que le abriera paso, indicándole que llevaba de pasajera a un ama de casa de 53 años de edad que estaba inconsciente y sufría de ataques epilépticos, por lo que la llevaba a recibir atención de urgencia al Hospital Tercer Milenio.

El uniformado no dudó en cumplir con su deber y comenzó a circular por la avenida Siglo XXI en dirección de norte a sur, haciéndolo sobre el carril izquierdo y con la sirena abierta de la moto-patrulla para abrirle paso al taxista, que iba detrás de él.

Lamentablemente, al llegar a una curva, perdió el control de la “jaca de acero”, lo que provocó que se proyectara hacia el lado izquierdo y chocara contra el camellón central y luego contra un poste metálico de alumbrado público, en color amarillo.

Con el golpe, el oficial, que traía puesto su casco de protección, cayó al piso sobre el carril izquierdo de la circulación sur-norte de Siglo XXI, mientras que la motocicleta quedó en el carril izquierdo de norte a sur, por donde transitaba.

Por desgracia, el policía municipal fue atropellado por un automóvil que era desplazado de sur a norte y cuyo chofer no alcanzó a detenerse ya que el oficial cayó al piso intempestivamente.

Tal coche era un Renault Fluence, modelo 2011, color gris-plata, con placas 956-XYN del Estado de México, conducido por José Manuel Martínez de Santiago, de 56 años y con domicilio en Nezahualcóyotl, Estado de México.

Luego de lo anterior, el quincuagenario detuvo su marcha sobre el mismo carril, quedando el uniformado gravemente lesionado, mientras que el taxista al que le abría paso siguió su camino para llevar a la mujer al nosocomio.

El percance fue reportado a los servicios de emergencia y al lugar acudieron elementos de las Policías Preventiva y Vial, así como paramédicos del ISSEA en la ambulancia ECO-272, que auxiliaron al elemento y lo trasladaron de urgencia al Hospital Tercer Milenio, pero poco después, como su estado de salud era delicado, fue canalizado al Hospital 2 del Seguro Social.

Desafortunadamente, no logró sobreponerse a las graves lesiones sufridas y pereció alrededor de las seis de la tarde.

El conductor del Renault fue detenido y presentado ante las autoridades ministeriales en calidad de participante del accidente a fin de que se le deslindaran responsabilidades por lo sucedido.

El Ministerio Público dio fe de la muerte del policía preventivo y elementos de Servicios Periciales trasladaron su cuerpo al SEMEFO.