Dos sujetos armados se lo llevaron de su casa

A través de mensajes, a su papá le exigen $500 mil por su rescate

“2018 AÑO DE LA SEGURIDAD PARA ZACATECAS”

ZACATECAS, ZAC.- Un estudiante de la Unidad Académica de Contabilidad y Administración de la UAZ, fue secuestrado por dos sujetos armados, que se lo llevaron de su casa desde el miércoles 30 de mayo y hasta el momento no se sabe nada de él, aunque a su padre, a través de mensajes de teléfono celular, le exigen el pago de 500 mil pesos por su rescate.

El secuestrado es Joaquín García Díaz, de 23 años de erad y con domicilio en la calle De las Antenas del fraccionamiento Gonzalo García García, que está a punto de recibirse en su carrera.

El día de los hechos se encontraba en su casa cuando de pronto llegaron dos sujetos armados, que llamaron a la puerta y él les abrió.

Los tipos lo empujaron al interior para luego introducirse, amagarlo y gritarle que les diera el dinero que tuviera.

Los sujetos se apoderaron de efectivo y enseguida sometieron al estudiante, al que sacaron de la cara cubierto del rostro y lo subieron a un vehículo que los estaba esperando sobre Tránsito Pesado y se dieron a la fuga.

Por la tarde, el papá del joven llegó al domicilio y encontró mucho desorden, percatándose de la ausencia de su hijo.

Posteriormente, le llamaron por teléfono pero no contestó, aunque luego le mandaron cuatro mensajes, en los que le exigían 500 mil pesos por liberar a su hijo.

Los plagiarios, además, le indicaron que el dinero debía llevarlo a la una de la tarde al lago de La Zacatecana, por lo que el papá del estudiante marcó al número telefónico del que le mandaron dichos mensajes, pero nunca le contestaron.

Debido a lo anterior, el progenitor acudió a la Unidad Antisecuestros de la Fiscalía de Zacatecas para denunciar los hechos, por lo que la autoridad ministerial inició una investigación al respecto.

En una conferencia de prensa, el papá del joven aseguró que él es trabajador y su hijo estudiante, señalando que no se dedican a hacer cosas malas, por lo que exigió a los secuestradores que le regresaran a su hijo y a las autoridades que se den prisa en las investigaciones para poder recuperarlo con bien.