SENTENCIA ASESINO EL PACO (ANGEL ALEJANDRO RODRIGUEZ SANCHEZ) (1)AGUASCALIENTES, AGS.- El Juez Cuarto Penal sentenció a 36 años de prisión a Ángel Alejandro Rodríguez Sánchez, “El Paco”, de 19 años de edad, por el delito de homicidio doloso calificado con premeditación y ventaja, debido a que en las primeras horas del 2015, sobre la calle Luis Cabrera de la colonia Insurgentes, asesinó a puñaladas a Luis Alberto Delgado Reyes, “El Beto”, y Luis Ángel Dávila Sandria, ambos de 21 años de edad.

Además de la pena corporal, el doble asesino tendrá que pagar un millón 950 mil 639 pesos por concepto de reparación del daño a los familiares de Luis Ángel, y 785 mil 700 pesos a los familiares de Luis Alberto, además de 25 mil 649 pesos por concepto de multa.

Los acontecimientos tuvieron verificativo en las primeras horas del año 2015, en la calle Luis Cabrera de la colonia Insurgentes, donde personal de la entonces Procuraduría General de Justicia era solicitado para que diera fe del fallecimiento de un cuerpo, que se encontraba sobre el arroyo vehicular, siendo identificado por familiares, quienes señalaron que el occiso respondía al nombre de Luis Alberto Delgado Reyes, de 21 años y tener su último domicilio en la calle Belisario Domínguez de la misma colonia.

Al iniciar las indagatorias, los agentes ministeriales eran informados por personal de la Secretaría de Seguridad Pública  Municipal que contaban con cuatro personas detenidas, entre ellos podría estar el probable responsable, por lo que inmediatamente fueron trasladados al edificio de Averiguaciones Previas y quedar a disposición del Agente del Ministerio Público.

Mientras tanto, en el lugar de los hechos, personal de la Dirección de Servicios Periciales hacía el levantamiento del cuerpo del occiso para ser llevado al SEMEFO y practicarse la necropsia de ley, dando como resultado que la causa de su muerte fue un shock hipovolémico (desangrado) a consecuencia de tres heridas producidas por arma blanca en diferentes partes de su cuerpo.

Mientras tanto, ahí mismo se les informaba que en las instalaciones de la clínica 1 del Seguro Social estaba otra persona sin vida y que también era partícipe de la misma riña de la calle Luis Cabrera, por lo que inmediatamente se dirigieron hacía ese nosocomio.

Al arribar al lugar, los peritos fueron informados por el médico de guardia que el cuerpo del occiso respondía al nombre de Luis Ángel Dávila Sandria, de 21 años, señalando que la causa de muerte se debía a una hemorragia provocada por una herida penetrante en tórax, afectado órganos vitales importantes, por lo que el cuerpo del finado también era trasladado al SEMEFO para practicarle la necropsia de ley.

Los agentes ministeriales, al recabar algunos datos del doble homicidio, descubrieron que todo se había registrado por una riña entre algunos jóvenes de las diferentes calles de esta colonia, toda vez que señalaban a una persona de apodo “El Paco” como el probable responsable de haber agredido con un cuchillo a los dos jóvenes y privarlos de la vida, por lo que al dirigirse al Edificio de Averiguaciones Previas y cuestionar a los detenidos uno de ellos dijo llamarse Ángel Alejandro Rodríguez Sánchez, de apodo “El Paco”, y manifestar que efectivamente él había agredido a los dos jóvenes durante la riña.

Continuando con su declaración el probable responsable dijo que sin recordar la hora exacta pero ya pasaba de la media noche, estaba con algunos de sus amigos y familiares afuera de su domicilio ubicado en la calle Luis Cabrera, donde festejaban el año nuevo, por lo que tenían una fogata e ingerían bebidas embriagantes, cuando en determinado momento pasó una persona que conoce con el apodo de “El Beto”, vestido de mujer, toda vez que sabe es homosexual, gritándole una serie de insultos verbales, entre ellas señalando que él sostenía relaciones sexuales con un amigo, por lo que observó cómo se dirigía a la calle Abraham González y se quedaba a platicar con otra persona afuera de una estética.

Minutos después, el hoy detenido decidió dirigirse donde estaba “El Beto” para reclamarle porque minutos antes le había gritado, observando que en ese momento acudían con él tres amigos más, pasando de los reclamos a los golpes y como eran mayoría le propinaron una golpiza, retirándose de nueva cuenta a la calle Luis Cabrera.

SENTENCIA ASESINO EL PACO (LUIS ALBERTO DELGADO REYES - LUIS ANGEL DAVILA SANDRIA) (1)Minutos después observaba cómo arribaban a la calle en referencia varios familiares de “El Beto”, incluyendo a éste, por lo que de nueva cuenta se hicieron de palabras toda vez que le reclamaban del porque la golpiza, pasado a los golpes de nueva cuenta, observando el hoy detenido que uno de los familiares de “El Beto” comenzaba a golpear a uno de sus hermanos, por lo que en ese momento se introdujo a su domicilio observando que sobre la mesa estaba un cuchillo de cocina, el cual agarró y se lo guardó debajo de la camisa a la altura de la cintura, saliendo de nueva cuenta a la calle y dirigiéndose hacia donde estaba “El Beto”, a quien le propinó varios “viajes” con el cuchillo, observando cómo se desvanecía y comenzaba a sangrar, por lo que al retirarse observó que Luis Alberto quien también había arribado con “El Beto”, estaba golpeando a una de sus hermanas, lo que le molestó bastante y se le fue encima a quien también le tiró dos “viajes” con el cuchillo, comprobando que también se caía al piso, decidiendo meterse a su domicilio y comentarle a otro de sus hermanos lo que había pasado, y entre los dos decidieron esconder el arma homicida, acordando romperla, por lo que las cachas las lanzaron a la azotea de un vecino, mientras que la hoja la rompió en dos partes y las aventó a la tasa del baño, minutos después arribaban policías municipales quienes llevaban a  cabo su detención.

Los agentes ministeriales se dirigieron a la casa del probable responsable, donde se recuperó el arma utilizada en el doble crimen, dejándola a disposición del AMP, quien integró la averiguación previa y consignó ante el Juzgado Cuarto de lo Penal a Ángel Alejandro Ramírez Sánchez, a quien días después le dictaban el auto de formal prisión, dando con ello inició a su proceso penal, el cual concluyó con la sentencia de 36 años de prisión.