LAGOS DE MORENO, JAL.- Varios sujetos que portaban distintos tipos de armas ejecutaron a balazos a un joven e hirieron a golpes y puñaladas a otro, por lo que tuvo que ser hospitalizado.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 00:00 horas del jueves 15 de diciembre en una finca de la calle 31 de Julio, en el cruce con Leonardo Pérez Larios, en la colonia Cristeros.

El finado respondió al nombre de Juan Carlos Antimo Olvera, que contaba con 21 años y vivió en la calle Luis Moya número 715 del Barrio del Panteón.

El lesionado resultó ser Mauricio Ramírez, de 24 años y vecino de la citada calle 31 de Julio.

De acuerdo a la información obtenida en el lugar de los hechos, Mauricio le ayudaba a su vecino Juan Carlos a construir una barda en el exterior de su casa cuando de pronto llegaron varios sujetos y comenzaron a agredirlo.

Ante esto, Mauricio decidió intervenir para defenderlo, pero los individuos lo agredieron con armas blancas y luego a Juan Carlos le dispararon en varias ocasiones para privarlo de la vida.

Tras lo anterior, los atacantes decidieron darse a la fuga, mientras que los vecinos reportaban a los servicios de emergencia las detonaciones de arma de fuego.

Al sitio llegaron policías preventivos y paramédicos de la Cruz Roja, que encontraron muerto al joven, apreciándole cuatro heridas de bala, y lesionado a Mauricio, que presentaba una herida cortante de 15 centímetros en el pecho, debajo de la tetilla derecha, y otra herida en la mano derecha de 10 centímetros, por lo que lo auxiliaron y trasladaron a recibir atención al Hospital Regional.

Los uniformados acordonaron el escenario de los hechos ya que hallaron casquillos percutidos, al parecer calibre .45.

Poco después llegaron elementos de la Fuerza Única, de la Policía Investigadora y peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses para la recolección de los indicios y el traslado del cuerpo al SEMEFO.

Los policías buscaron a los atacantes, pero no pudieron localizarlos.