AGUASCALIENTES, AGS.- Una mujer que ya había intentado en varias ocasiones suicidarse, finalmente logró su propósito y fue descubierta suspendida por su hijo de 11 años de edad.

El hecho se registró el domingo 13 de mayo, al filo de las 20:17 horas, en una casa de la calle Plan de Ayala casi esquina con 20 de Noviembre, en el ex Ejido Ojocaliente, al oriente de la capital.

La fémina que decidió escapar por la puerta falsa respondió al nombre de María Esthela Ortiz Rojas, de 51 años de edad.

Al parecer, sufría de severas depresiones, por lo que en varias ocasiones ya había intentado suicidarse.

El domingo, al encontrarse en su habitación, tomó un lazo de plástico en color amarillo, utilizado como tendedero, y lo amarró a una vigueta del techo y a su cuello y se ahorcó.

Instantes después, al cuarto entró su hijo de 11 años de edad, que la vio colgada, por lo que de inmediato le avisó a su hermano Rodolfo Ortiz Rojas, de 30 años de edad, que también estaba en la casa.

Él se encargó de descolgar a su mamá y acostarla en una cama, pero al ver que no reaccionaba solicitó ayuda a los servicios de emergencia.

Policías municipales del Destacamento Jesús Terán Sur, en la patrulla 818, se trasladaron al domicilio al igual que paramédicos, que solamente confirmaron el deceso de la fémina.

Elementos de la Dirección de Investigación Pericial se presentaron en el sitio para realizar las diligencias correspondientes y trasladar el cadáver de la quincuagenaria al Servicio Médico Forense.