MUERTO ATROPELLADO 70 PONIENTE FRENTE A CANTIA (2)AGUASCALIENTES, AGS.- Un hombre desconocido y aparentemente alcoholizado falleció de manera instantánea tras haber sido atropellado por una camioneta, cuyo chofer aseguró no haberse percatado de su presencia.

El trágico accidente ocurrió el pasado domingo 21 de septiembre, alrededor de las nueve de la noche, sobre el boulevard Adolfo Ruiz Cortines, justo frente a la tienda Cantia, en la salida a Calvillo.

Tras lo ocurrido, el chofer de la camioneta se dio a la fuga, pero fue seguido, alcanzado y detenido por un oficial de la Policía Preventiva, que lo llevó de regreso al lugar de los hechos y lo entregó a elementos de la Policía Vial para su puesta a disposición de las autoridades ministeriales a fin de que se le deslindaran responsabilidades por lo ocurrido.

El ahora occiso aparentaba una edad de entre 60 a 65 años, era moreno, de estatura baja, con el pelo entrecano, y vestía camisa en color blanco de manga larga con franjas en color café, camiseta en color blanco, pantalón azul de mezclilla, cinturón café y botas en color negro.

El que lo atropelló dijo llamarse Pilar García de Luna, de 54 años y vecino de la calle Lechuga del fraccionamiento Tierra Buena, que conducía una camioneta Chevrolet Express, modelo 2000, en color blanco y con placas de circulación AEV-87-08 de Aguascalientes.

Se estableció que circulaba en dirección de poniente a oriente por el citado boulevard, haciéndolo por el carril derecho.

Al llegar a la altura de la tienda mencionada, repentinamente le salió al paso el peatón, que trató de cruzar la vialidad de sur a norte, pero sin precaución.

La camioneta golpeó al desconocido con el costado delantero derecho y con el espejo retrovisor, al parecer en la cabeza, por lo que lo derribó al piso y le provocó una muerte instantánea.

El cuerpo del transeúnte quedó tirado en el suelo, boca abajo, sobre el carril derecho, a poca distancia de una parada de camiones urbanos, donde se encontraba un joven.

Éste fue testigo del accidente y al percatarse que el hombre ya no se movía, de inmediato llamó a los servicios de emergencia para reportar lo ocurrido y pedir ayuda.

Mientras tanto, Pilar aceleró la marcha de su camioneta para huir, pero por el lugar pasó un policía preventivo, que al tener conocimiento del incidente fue en su persecución y le dio alcance sobre el boulevard Juan Pablo II, a la altura del fraccionamiento Eucaliptos, tras de lo cual lo regresó con todo y unidad al lugar del accidente.

Al sitio acudieron paramédicos de la Cruz Roja en la ambulancia 18, que revisaron al peatón y confirmaron su muerte. También llegaron policías viales en las unidades 0076, 0176, 0225 y 0228, que tomaron conocimiento de los hechos y acordonaron el área.

Al ser cuestionado en relación al percance, Pilar refirió que no vio al peatón pretender cruzar ya que solamente observó una sombra y luego sintió un golpe en su camioneta, indicando que se detuvo unos momentos y se dio cuenta que había atropellado a una persona, pero que otros automovilistas lo presionaron y decidió retirarse para luego pretender regresar, aunque nadie creyó en su argumento.

Las autoridades ministeriales se presentaron en el lugar para dar fe del trágico accidente y realizar el penoso levantamiento del cuerpo del finado, que en una de las bolsas del pantalón traía una botella de alcohol.