AGUASCALIENTES, AGS.- Tres sujetos, armados con pistolas y una navaja, consumaron un violento asalto en un domicilio en el fraccionamiento Las Américas, donde sometieron a sus moradores y se apoderaron de varios objetos y hasta de un automóvil, en el que se dieron a la fuga.

Los delincuentes dejaron amarrados a los ofendidos de pies y manos y hasta varias horas después se libraron de sus ataduras y hasta entonces pudieron dar parte a las autoridades del atraco sufrido, por lo que los responsables no pudieron ser ubicados.

Los hechos ocurrieron alrededor de las tres de la madrugada de este sábado en una vivienda de la calle República de Colombia de dicho fraccionamiento.

A esa hora, los ofendidos, esposos, llegaron a su casa y entraron de manera normal, pero justo en esos momentos aparecieron en escena los tres delincuentes, que los amagaron con armas de fuego y una navaja.

Enseguida, los llevaron a una de las habitaciones, donde los amarraron de pies y manos para someterlos y poder buscar objetos de valor.

Al parecer, los ladrones se apoderaron de cuatro pantallas de televisión, dinero en efectivo, alhajas y otros objetos, todo lo cual subieron al vehículo de las víctimas, un Renault Safrane, modelo 2014, en color blanco y con placas de circulación locales, una vez que tuvieron las llaves de éste.

Conformes con el botín obtenido, los amantes de lo ajeno se dieron a la fuga a bordo de dicha unidad de motor, dejando a los cónyuges maniatados.

No fue sino hasta alrededor de las nueve de la mañana en que los agraviados pudieron quitarse sus ataduras, por lo que llamaron a los servicios de emergencia para pedir ayuda.

Al domicilio acudieron oficiales de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal y agentes de la Policía Ministerial, que entrevistaron a los ofendidos y les narraron la forma en la que fueron asaltados, proporcionándoles una lista de los artículos que les hurtaron, entre ellos su automóvil.

Las víctimas les refirieron que los tres asaltantes vestían pantalones de mezclilla, uno con sudadera negra y otro con sudadera gris.

Además, los esposos les recalcaron a los policías que los ladrones no les hicieron daño, ya que solamente los amarraron.