Fernando Casillas Salas_Nestor Armando de la Cruz Ulloa_Jose Ivan Plascencia Perez_Gustavo Adolfo Padilla OrtizGUADALAJARA, JAL.- Gracias a las labores de investigación del personal de la Fiscalía General del Estado, se logró la captura de cuatro hombres que están involucrados en el homicidio de un vecino de Tonalá, a quien asesinaron para robarle sus pertenencias.

Los inculpados son Fernando Casillas Salas, de 24 años, con domicilio en la privada La Palma; Néstor Armando de la Cruz Ulloa, de 20 años, quien vive en la calle Siria, los dos en la colonia El Bethel; José Iván Plascencia Pérez, de 33 años, residente de la calle Darío Santillán, colonia Los Manantiales, y Gustavo Adolfo Padilla Ortiz, de 24 años, vecino de la calle Villa Purificación, colonia Jalisco, en Tonalá.

Los cuatro hombres eran investigados por la desaparición de Benjamín Sánchez Aceves, de 68 años, con domicilio en la calle Darío Santillán, colonia Los Manantiales, en Tonalá, quien fue visto por última vez por sus vecinos el 14 de enero de este año.

Ante su ausencia, un amigo y un familiar acudieron ante la Fiscalía General del Estado el 24 de enero para denunciar su desaparición, por lo que los agentes iniciaron con las indagatorias.

Entre los señalados como sospechosos estaba Fernando Casillas, pues fue visto por los vecinos afuera de la casa de la víctima el día que desapareció, por lo que los agentes lo localizaron y presentaron ante el Ministerio Público.

Fernando Casillas declaró que conocía a la víctima porque de niño trabajó con él, además de que recientemente le compró algunos animales que criaba y que días antes del robo se puso de acuerdo con su amigo José Iván Plascencia, ya que pensaba que tenía dinero, pues además de criar chivos, también era pensionado.

Fernando Casillas y José Iván Plascencia se pusieron de acuerdo con Gustavo Adolfo Padilla y Néstor Armando de la Cruz para realizar el atraco, para lo cual, la noche del 14 de enero llegaron a la casa de Benjamín Sánchez y Fernando le dijo que quería comprarle unos animales.

El afectado les permitió el acceso a su casa y los llevó hasta el corral donde tenía los chivos, pero los sujetos lo mataron a balazos y enterraron su cuerpo en el patio de la finca.

Luego, los cuatro hombres registraron la casa y sustrajeron dinero en efectivo y objetos de valor que se repartieron entre ellos.

Con los datos que aportó Fernando Casillas, los agentes investigadores localizaron a sus tres cómplices, los cuales indicaron que sí participaron en el robo.

José Iván Plascencia dijo que aceptó tomar parte del atraco porque anteriormente había tenido problemas personales con la víctima por la venta de un animal y quedaron mal.

Los cuatro detenidos indicaron a los investigadores el lugar donde sepultaron el cuerpo, el cual fue exhumado por el Ministerio Público, con la intervención del personal del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, el pasado 17 de marzo.

El Ministerio Público realiza la integración de la averiguación previa para enviar ante la justicia a los cuatro implicados en los hechos.