Cayó en Toluca con otra fémina; la mató estrangulándola porque no le prestó dinero…

AGUASCALIENTES, AGS.- Un sujeto que asesinó estrangulando a su ex amante originaria de San Luis Potosí desde el pasado mes de marzo debido a que se negó a vender su auto para prestarle dinero y cuyo cadáver putrefacto fue descubierto a principios de este mes en Jesús María, finalmente fue capturado por agentes de la Policía Ministerial en Toluca, Estado de México, donde se estaba escondiendo junto con una mujer que lo encubrió y ayudó a escapar tras el crimen y que también fue apresada.

Ambos fueron aprehendidos desde el pasado viernes 17 de mayo y luego se les trasladó a esta ciudad, por lo que al arribar, el Ministerio Público tramitó y obtuvo una orden de arraigo en su contra, que fue concedida por el juez Cuarto Penal, por lo que se les ingresó a la casa de arraigos de la Procuraduría de Justicia mientras se integra la averiguación previa por el despiadado asesinato de la mujer.

El presunto homicida fue identificado como Aarón Alonso Ávila Pérez, de 33 años y con domicilio en la calle Héroe Militar del fraccionamiento Ojocaliente IV y/o Municipio Libre, detenido junto con Edna Cristina Méndez Castro, de 31 años.

A quien dio muerte fue a la potosina Emma Guillermina Solís Bazán, que contaba con 51 años de edad.

La Policía Ministerial informó que hacía 4 años, cuando Aarón Alonso vivía en San Luis Potosí, conoció a Emma Guillermina, por lo que iniciaron una relación sentimental, aunque solamente duró algunos meses. Pese a ello, siguieron teniendo comunicación.

En el 2010, él cambió su residencia a Aguascalientes y conoció a Edna Cristina, con quien procreó un hijo, aunque no vivían juntos.

Aprovechando que aún hablaba con Emma Guillermina, en cierta ocasión Aarón Alonso se comunicó con ella para solicitarle que le prestara dinero, comentándole que atravesaba por una difícil situación económica.

Incluso, para que lo consiguiera, él le sugirió a ella que vendiera su coche (de Emma), un Volkswagen Jetta, color gris, modelo 2011, con placas VDR-2689 de San Luis Potosí.

Aparentemente, Emma Guillermina aceptó la propuesta y hasta le dijo a su ex amante que le daría 60 mil pesos.

Emocionado por ello, Aarón Alonso invitó a la mujer a Aguascalientes y llegó el martes 26 de marzo de este año, a bordo del auto descrito.

Ya aquí, él la llevó a su casa en el Ojocaliente IV, donde estuvieron platicando, preguntándole que si estaba en lo dicho de darle el dinero (los 60 mil pesos), pero, para su sorpresa, la quincuagenaria le comentó que no iba a vender su auto debido a que lo necesitaba.

La respuesta de su ex amante enfureció al sujeto, que cegado por el coraje la tomó del cuello y la estranguló.

Al darse cuenta que Emma Guillermina no se movía, decidió meter el cuerpo en unas bolsas y esperó a que se hiciera de noche para sacarlo de su casa.

Aarón Alonso metió el cadáver de su ex al VW Jetta y lo llevó a un camino de terracería que conectaba la carretera estatal 18 y la presa del Chichimeco, en Jesús María, donde lo tiró y luego se retiró en el coche.

Asustado por lo que había hecho, se dirigió a la casa de Edna Cristina, a quien le platicó lo sucedido y le pidió que lo acompañara a su casa para limpiarla y borrar toda la evidencia del crimen, por lo que ella aceptó.

Después, le pidió que le consiguiera un lugar donde esconderse y así lo hizo.

Al día siguiente, miércoles 27 de marzo, el sujeto se trasladó a otra entidad para vender el VW Jetta de la occisa, entregándole una cantidad de dinero a Edna Cristina por haberlo ayudado.

Ese día, Aarón Alonso le dijo que se iría a Toluca a esconderse para evitar ser detenido, acordando que una semana después ella lo alcanzaría y así lo hizo, por lo que comenzaron a vivir juntos, como si nada hubiera pasado.

El homicidio quedó al descubierto hasta el pasado viernes 3 de mayo, cuando unas personas hallaron el cuerpo de la asesinada, ya en estado de descomposición, en la terracería mencionada.

El cuerpo fue trasladado al Servicio Médico Forense y tras los estudios correspondientes se determinó que correspondía a una mujer y que había sido muerta por estrangulación.

El personal de Servicios Periciales, por el estado en el que se hallaba el cadáver, tuvo que realizar una reconstrucción facial, aunque de momento no logró identificar a la víctima.

Debido a lo anterior, la Procuraduría de Justicia contactó con sus homólogas de todo el país para verificar si tenían reportes de mujeres desaparecidas que coincidieran con la encontrada aquí y la Fiscalía de San Luis Potosí informó que tenía una fémina desaparecida desde el mes de marzo.

En base a lo anterior, se pidió a los familiares de la mujer trasladarse a esta ciudad para practicarles estudios de ADN y cotejarlos con la occisa, los cuales dieron positivo, con lo que se confirmó que ésta era Emma Guillermina Solís Bazán.

Los propios parientes de la víctima informaron que había tenido una relación amorosa con un sujeto (Aarón Alonso) que habitaba en Aguascalientes, sospechando que podría ser el responsable de su muerte.

Los familiares de la fallecida proporcionaron una fotografía del sujeto, por lo que agentes ministeriales iniciaron su búsqueda y lograron conocer su domicilio, pero al presentarse no lo encontraron, siendo enterados por los vecinos que tenían varias semanas sin verlo.

Al ahondar en las pesquisas, los investigadores descubrieron que el sospechoso estaba escondiéndose en Toluca, por lo que se trasladaron a aquella localidad y con el apoyo de las autoridades del Estado de México consiguieron ubicarlo en el fraccionamiento Terranova.

El pasado viernes, los elementos lo sorprendieron caminando por la calle y lo apresaron cuando estaba por ingresar a un local, donde estaba viviendo con Edna Cristina, que también fue arrestada.

Ambos fueron trasladados a la Policía Ministerial del Estado de México, donde Aarón Alonso aceptó haber asesinado a su ex amante en Aguascalientes y Edna Cristina reconoció haberlo ayudado, por lo que se les trasladó a esta capital y al llegar se les arraigó para continuar con las investigaciones y hacerlos pagar por lo que hicieron.