• La querella la interpusieron familiares del hombre que supuestamente se aventó de un cuarto piso de un edificio de la Fiscalía Estatal
  • La víctima permanece internada en terapia intensiva del HH debatiéndose entre la vida y la muerte

Interponen denuncia por tortura y privacion ilegal de la libertad vs la PGJE de AguascalientesAGUASCALIENTES, AGS.- Fidel Morín Ortiz interpuso una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), contra la propia Fiscalía Estatal por presunta tortura, privación ilegal de la libertad y robo hacia su hermano Ulises, que se debate entre la vida y la muerte en el Hospital Miguel Hidalgo.

Previamente, en rueda de prensa, Fidel y Mary Carmen Morín Ortiz, acompañados de otros familiares, denunciaron ante los medios de comunicación que el pasado martes 19 de noviembre, cerca de las 13:20 horas, su hermano Ulises Morín Ortiz, de oficio jardinero, de 33 años de edad, fue detenido sin orden de aprehensión por elementos de la Policía Ministerial y eso lo supieron porque se comunicó de su teléfono celular con un primo de nombre Luis Fernando para avisarle que había llegado unos agentes por él sin documento alguno.

Sin embargo, cerca de las 17:30 horas la familia se enteró por medio del sistema Locatel que su hermano se encontraba internado en el Hospital Hidalgo porque “en un acto suicida se había lanzado de un cuarto piso impactándose contra el piso”.

Más tarde, Luis Fernando lo buscó, sin embargo, cuando acudió a las instalaciones de la Fiscalía se le negó que estuviera en las mismas, además, le indicaron que no existía orden de aprehensión alguna en contra de Morín Ortiz.

El edificio del que presuntamente se lanzó Ulises Morín pertenece a la PGJE y anteriormente fue ocupado por la Delegación Estatal del ISSSTE. En los tres primeros pisos se encuentran Agencias del Ministerio Público, mientras que en el cuarto piso no hay agencia alguna del MP.

La mayoría de las lesiones que presenta el afectado, que actualmente se encuentra en terapia intensiva del HH, eran internas, por lo que suponen que se debió a una tortura a la que fue sometido y no por la caída.

Cuando los familiares acudieron al nosocomio no se les permitió el acceso para verlo y el paso les fue impedido por varios agentes ministeriales que custodiaban a su hermano el martes y se les permitió verlo hasta el miércoles en la tarde, además de que se les indicó que la camioneta de su propiedad estaba bajo custodia de la Procuraduría porque se le iban a realizar pruebas periciales.

Además, se señaló que el mismo martes se promovió un amparo y el propio titular de la Fiscalía, Felipe Muñoz Vázquez, negó que se tuviera detenido a su hermano, sin embargo, posteriormente Locatel les informó que de donde cayó fue de un edificio de la Procuraduría Estatal.

La familia exige justicia y que se aclare cuál es el estado jurídico de su hermano, que actualmente está intubado y se encuentra grave de salud al permanecer en terapia intensiva, pero también reclaman que se les devuelva su camioneta y su teléfono celular.

Asimismo, también dieron a conocer que se presentó una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), por haber sido privado ilegalmente de su libertad, por no presentarlo ante un agente del Ministerio Público y por haberlo tenido incomunicado.

Extraoficialmente se informó que el elemento de la Policía Ministerial del Estado, Efrén Barajas Álvarez, se encuentra detenido por estar vinculado con el caso.