* “2018 AÑO DE LA SEGURIDAD PARA ZACATECAS”

CALERA, ZAC.- Padre e hijo, conocidos como “Los Nicos”, fueron ejecutados en el interior de su chatarrera en esta cabecera municipal.

Lamentablemente, ni la Policía Municipal ni la presencia desde hace ya un mes de la METROPOL han podido detener los embates de la delincuencia organizada en este municipio.

La seguridad está que da risa. Los calerenses ven con tristeza que el alcalde es un simple espectador más en el escenario.

Este doble homicidio sucedió este sábado, poco después de las diez de la mañana, en el negocio localizado en la esquina de las calles Matamoros y Lerdo de Tejada sin número.

Uno de los ejecutados fue identificado como Nicolás “N”, de 34 años de edad, mientras que el otro resultó ser su papá.

En el servicio de emergencias 911 se recibieron reportes sobre una persona lesionada por arma de fuego en dicha chatarrera, por lo que al lugar acudieron elementos de las corporaciones policiacas.

A su arribo, confirmaron que padre e hijo habían sido agredidos y que los dos ya habían dejado de existir, por lo que acordonaron el área.

Personal del Instituto Zacatecano de Ciencias Forenses hizo acto de presencia para el levantamiento de indicios y el traslado de los cuerpos al SEMEFO.