LAGOS DE MORENO, JAL.- Ya fueron identificados los dos sujetos que aparecieron ejecutados el lunes 24 de diciembre sobre el camino que conduce al rancho Tampico, cerca de un potrero, y los cuales resultaron ser “El Russo” y su ayudante.

Los occisos resultaron ser Luis Armando Zavala Tril, de 48 años y con domicilio en la calle Gómez Farías de la colonia San Andrés en la ciudad de Guadalajara, quien en Lagos de Moreno era conocido como “El Russo”, y Carlos Alberto Godínez Valadés, de 18 años y quien vivió en la calle Sucre de la colonia Benito Juárez igualmente en Guadalajara.

Los dos, en Lagos, vivieron en la calle Dalia del fraccionamiento El Carmen, ubicado entre La Huitlacocha y Las Torres.

Ambos habían sido detenidos el domingo 15 de diciembre por policías municipales luego de que amenazaron con armas de fuego a un lavacoches, asegurándoseles drogas, dinero e identificaciones falsas, pese a lo cual posteriormente recuperaron su libertad, aunque luego fueron ejecutados.

Ese domingo, por la tarde, en la Central de Emergencias 911 se recibieron reportes en el sentido de que unos sujetos amenazaron con arma de fuego a unos lavacoches en el malecón.

Los testigos señalaron que los responsables viajaban en un automóvil Nissan Versa, en color gris y con placas de circulación JPU-81-18 de Jalisco, por lo que los policías municipales tomaron cartas en el asunto e iniciaron su búsqueda.

Instantes después, los elementos los detectaron en la Zona Centro, por lo que iniciaron su persecución.

Al parecer, durante el seguimiento se escucharon detonaciones de arma de fuego.

En las calles Francisco I. Madero y Ramón Corona, una de las patrullas golpeó el Nissan Versa en la parte posterior, por lo que el sospechoso que lo conducía perdió el control del volante y se fue a impactar contra un coche negro que se hallaba estacionado.

Luego del percance, los dos tipos descendieron de la unidad de motor y se retiraron pie a tierra hacia la calle González Cárdenas, pero los oficiales siguieron tras ellos hasta que capturaron a uno en la calle 5 de Febrero y luego al otro, estableciéndose que se trataba de Luis Armando y Carlos Alberto.

Ambos fueron trasladados a la cárcel municipal y el Nissan Versa asegurado y trasladado al corralón municipal con apoyo de una grúa.

Posteriormente, los dos salieron libres y fueron asesinados.

El lunes 24 de diciembre, por la mañana, se reportó a las autoridades el hallazgo de los cuerpos de unas personas en el camino al rancho Tampico, por lo que se movilizaron oficiales de la Policía Municipal.

Al llegar, confirmaron que los dos hombres estaban maniatados, presentándose también paramédicos de SAMU, que confirmaron sus muertes, apreciándoles heridas de bala en la cabeza.

Uno de los ejecutados estaba semi desnudo, con un bóxer gris y sudadera azul, mientras que el otro vestía pantalón azul y sudadera negra, confirmando que los dos estaban descalzos.

En la escena se localizaron también varios casquillos percutidos.

Elementos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses se encargaron del levantamiento de indicios y de trasladar los cadáveres al SEMEFO, a donde ingresaron como desconocidos, aunque luego fueron plenamente identificados.