AGUASCALIENTES, AGS.- Luego de que quedara al descubierto otro lamentable asesinato de un indefenso niño de tan solo 5 años de edad en manos de su padrastro, al parecer, con la complicidad de su madre.
La madrugada de este miércoles, el niño de nombre Pablo “N” fue llevado por sus “padres” a recibir atención medica al Hospital General de Rincón de Romos, pues mencionaron que no podía respirar.
Los galenos les informaron a sus “padres” que lamentablemente su hijo ya no presentaba signos vitales, pero al practicarle la auscultación de rigor detectaron que el menor presentaba, preliminarmente, las siguientes lesiones: Mordedura en espalda, moretones y lesiones en genitales, el estómago inflamado, moretones en rodillas, escoriaciones en pies y frente.
Por lo anterior, dieron aviso a las autoridades para que el padrastro de nombre Jonathan de Jesús y su madre Guadalupe del Rocío, fueran puestos a disposición del Ministerio Publico y determinar el origen de las lesiones externas e internas que se detectaron en el cuerpo del niño.
Extraoficialmente, se supo que el padrastro abusaba sexualmente y torturaba al infante, ante la mirada de su madre que nunca no lo defendió, Ante la actitud sumisa de su progenitora, esta se convirtió en cómplice de las agresiones.
También, trascendió, que el sujeto odiaba al menor simplemente por no ser su hijo biológico.

INFORME DE NECROPSIA

La Dirección General de Investigación Pericial informó que al culminar la necropsia del menor cuyo cuerpo llegó procedente del Hospital General de Rincón de Romos, de nombre Pablo “N”, de 5 años de edad, se determinó que presentó múltiples lesiones en el cuerpo, fracturas costales y fractura de cúbito izquierdo.
La causa de la muerte fue traumatismo abdominal profundo con desgarro de la arteria renal derecha abundante hemoperitoneo.