• No obstante, lograron escapar

AGUASCALIENTES, AGS.- Un comando conformado por varios sujetos que portaban armas de fuego largas irrumpió en una fiesta de estudiantes en el municipio de Jesús María y los asaltó, despojándolos de sus carteras y teléfonos celulares así como de dos automóviles, en los que se dieron a la fuga y posteriormente fueron perseguidos por policías de distintas corporaciones sobre la carretera 45 Sur, aunque finalmente lograron escapar.

Los hechos comenzaron durante la tarde-noche del viernes 13 de mayo en la Finca Santa Lupita, ubicada en la comunidad El Aurero, Jesús María, donde unos estudiantes llevaban a cabo una fiesta.

En determinado momento llegaron varios sujetos a bordo de un automóvil y una camioneta NP300, en color rojo, quienes los amagaron con armas de fuego largas y los obligaron a entregarles sus teléfonos celulares, alrededor de 20, y sus carteras.

No conformes, también se apoderaron de dos vehículos que se encontraban en el sitio, siendo un Volkswagen Jetta, en color blanco, y un Nissan Versa también blanco, los cuales abordaron para escapar así como en las dos unidades de motor en las que llegaron.

Se dijo que los estudiantes fueron amarrados de pies y manos, aunque esto no fue confirmado.

Los propios asaltados reportaron el atraco sufrido a los servicios de emergencia, proporcionando las características del coche y de la camioneta en que llegaron los delincuentes a la fiesta así como de los dos autos que les robaron, por lo que elementos de las corporaciones policíacas iniciaron su búsqueda.

Momentos después, a través de las cámaras de vigilancia, habrían detectado el VW Jetta y el Nissan Versa robados circular sobre la carretera federal 45 Sur, por lo que elementos de las Policías de Investigación, Municipal y Estatal se movilizaron hacia ese punto para tratar de detener a sus ocupantes.

Los elementos persiguieron a los asaltantes y aunque trascendió se registró un enfrentamiento a balazos, esto fue descartado.

Los sospechosos lograron llegar a la comunidad de Montoro y perdérseles a los policías, que rastrearon toda la zona, pero ya no los localizaron, conociéndose que los elementos observaron a dos de ellos, que eran jóvenes y portaban armas de fuego largas.

La búsqueda se hizo por tierra y por aire con apoyo del helicóptero Águila 1 de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, pero sin éxito, aunque se dijo que se logró recuperar uno de los dos vehículos robados.