ASIENTOS, AGS.- Un menor de solamente 2 años de edad murió la tarde del pasado viernes 12 de julio tras recibir una fuerte patada de un caballo en la cabeza en la comunidad Jilotepec, perteneciente a esta cabecera municipal.

Tras los hechos, el niño fue trasladado al Hospital 2 del Seguro Social, pero desgraciadamente llegó ya sin vida.

Las autoridades ministeriales confirmaron que los hechos tuvieron lugar a la una y media de la tarde frente a un domicilio en la citada población de Jilotepec.

En la vivienda, en esos momentos, se encontraba la abuela del menor, María Elena “N”, de 46 años, acompañada de varios de sus nietos, entre ellos la víctima.

Poco después llegó su esposo Cristóbal “N”, de 48 años, con tres equinos, a quienes les colocaría la yunta para posteriormente acudir a un campo para sembrar la tierra, por lo que sus nietos, al ver los animales, salieron de la finca para observarlos más de cerca debido a que les llamaron la atención.

El pequeñito de 2 años de edad también salió, pero, desgraciadamente, al pasar detrás de uno de ellos, éste le soltó una patada y lo golpeó fuertemente en la cabeza, derribándolo al piso.

María Elena se dio cuenta de todo ello y de inmediato se acercó para levantar y cargar a su nieto, observándolo seriamente lastimado, por lo que a través de los servicios de emergencia solicitó ayuda.

Los técnicos en urgencias médicas del ISSEA se presentaron en el lugar del percance y a su arribo brindaron los primeros auxilios al menor, confirmando que su estado de salud era delicado.

Por tal motivo, decidieron trasladarlo a la ciudad capital y llevarlo directamente al Hospital 2 del IMSS, pero cuando llegaron y los doctores lo revisaron les confirmaron que ya había dejado de existir a causa del fuerte golpe recibido.

A las tres de la tarde, la Policía Ministerial fue notificada del deceso del menor de edad, por lo que el Ministerio Público se presentó en el nosocomio para dar fe de los hechos, acompañándolo agentes del grupo Homicidios, que realizaron las primeras pesquisas, y peritos de Servicios Periciales, que levantaron el cuerpo del menor y lo trasladaron al SEMEFO para la práctica de la autopsia.