• Caminaba cerca del Guadalupe Peralta al ser agredido por tres sicarios, que tras herirlo huyeron en una camioneta
  • Dejaron un narco-mensaje con la leyenda “Felicidades ‘Jefe’ este es su regalo”

hidro_5_51525AGUASCALIENTES, AGS.- Tres sujetos pretendieron ejecutar a un quincuagenario al que sorprendieron caminando en la vía pública y le dispararon en tres ocasiones con un arma de fuego corta, logrando herirlo una vez ya que se echó a correr hacia un motel para protegerse.

Los hechos ocurrieron el pasado viernes 6 de septiembre, alrededor de las 7 de la noche, sobre la carretera que conduce a la comunidad Ojo de Agua de Palmitas, frente a la entrada al fraccionamiento Guadalupe Peralta.

Tras la agresión, los sicarios dejaron tirado en el piso un narco-mansaje con la leyenda “Felicidades ‘Jefe’ este es su regalo” y se dieron a la fuga a bordo de una camioneta Jeep Cherokee, color blanco y con placas de circulación de Aguascalientes, sin que fueran localizados por las autoridades que tomaron conocimiento de los hechos.

El agredido terminó internado en el Hospital 2 del Seguro Social y hasta el momento se desconocen las razones por las que intentaron ejecutarlo.

Fue identificado como Felipe de Jesús Amador Robles, de 52 años y con domicilio en la calle Aztlán del fraccionamiento Solidaridad II, al oriente de la capital.

De acuerdo a la información recabada sobre lo sucedido, el hombre salió de su casa, como todos los días, para ir a caminar a dicha carretera para hacer ejercicio.

El viernes no fue la excepción, pero al transitar por la carretera mencionada, metros antes de llegar a la carretera 70 Oriente, fue alcanzado por los tres sicarios, que viajaban en la camioneta descrita.

Los tipos descendieron de la unidad y uno de ellos, sin decirle nada, comenzó a dispararle directamente al cuerpo en tres ocasiones, hiriéndolo en una en la clavícula izquierda.

Al sentirse herido, el quincuagenario corrió para ponerse a salvo, dirigiéndose hacia un motel, por lo que los tres sujetos fueron en su persecución, pero al verlo introducirse a la hospedería decidieron regresar a la camioneta, abordarla y escapar a toda velocidad.

En ese sitio dejaron tirado el narco-mensaje, que estaba escrito en una cartulina verde fluorescente, con letras en color negro y que decía “Felicidades ‘Jefe’ este es su regalo”, la cual quedó semi-enrollada en el piso.

Felipe de Jesús, al llegar al motel, se dirigió a la “bodega de blancos” y comenzó a gritar pidiendo ayuda, por lo que varios empleados salieron a ver qué sucedía y lo observaron recostado en el piso, boca arriba, y con un sangrado a la altura del pecho, por lo que dieron aviso a los servicios de emergencia.

Al lugar acudieron policías preventivos, estatales y ministeriales, así como efectivos del Ejército Mexicano, que entrevistaron al lesionado y éste les narró la forma en la que fue agredido y las características de la camioneta en la que viajaban sus atacantes.

También llegaron paramédicos del cuerpo de Bomberos Municipales en la ambulancia UPB-02, que le brindaron los primeros auxilios y lo trasladaron a recibir atención al Hospital del IMSS, donde quedó internado.

Mientras tanto, los policías y militares organizaron un operativo para tratar de localizar a los sicarios, pero no lo consiguieron.

En el lugar de la agresión se encontró y aseguró el narco-mensaje, aunque también se confiscó la ropa del lesionado y otros indicios hallados en el motel, que fueron llevados a la Dirección de Servicios Periciales para su análisis.